49 años sin el Rey Lagarto: La trágica muerte de Jim Morrison

MúsicaUPC

El conocido ícono del rock psicodélico falleció a causa de un paro cardíaco el 3 de julio de 1971

Escribe: María Isabel Maraza

El de 3 julio es una fecha que los fans de la conocida banda de rock americano The Doors, nunca olvidarán. La madrugada de ese día, Jim Morrison, vocalista de la misma; fue encontrado por su novia Pamela Courson, sin vida en la bañera de su casa en Francia. Si bien el veredicto final dictó que la causa de muerte se dio por un paro cardíaco, años más tarde aún siguen revoloteando misterios alrededor de este. Morrison, de 27 años, lideró The Doors desde el año 1965 y marcó un hito en la historia de la música.

“Soy el rey lagarto, puedo hacer lo que sea”

Nacido en Melbourne, Estados Unidos; Morrison además de músico, también fue conocido por ser un apasionado lector. De hecho, en el año 1965, se graduó como Licenciado en Arte en la Universidad Estatal de California, tenía 22 años. Luego decidió estudiar cine en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA); sin embargo, no terminó la carrera pues se dedicó íntegramente a la poesía.

Años más tarde, bajo el contexto del movimiento hippie e influenciado por muchos autores, escribió su más conocido poema, “Celebration of the Lizard”. “Soy el rey lagarto, puedo hacer lo que sea” es una de las líneas que definiría el apodo con el que se le conoce en la actualidad. Este poema, fue incluido en la portada del álbum de la banda llamado Waiting for the Sun, en el año 1968.

Las puertas de la percepción

En el verano de 1965, en la playa de Venice en California, se reencontró con Ray Manzarek, quien había sido su compañero de estudios durante su corta estancia en la UCLA. Luego de que Jim recitara un poema a Ray, este quedó convencido de que tenían que formar una banda. Tiempo después se unirían el baterista John Densmore y el guitarrista Robbie Krieger y juntos formarían la icónica banda The Doors. A propósito, el nombre surgió a raíz de un fragmento del libro titulado “Las puertas de la percepción” del autor Aldous Huxley. Fue en el año 1966, en el que logran finalmente firmar con la discográfica Elektra. A la banda le tomó 6 días grabar las 11 canciones de su disco debut en los Sunset Sounds Studios de Hollywood, un año más tarde. Estas canciones habían sido compuestas y moldeadas durante dos años antes de la firma con la discográfica, es por eso, que todo se grabó en una primera toma.
La primera canción que debutó en el chart americano fue ‘Break on through (to the other side)’; sin embargo, no alcanzó el éxito inmediato esperado. Caso contrario al single ‘Light my fire’, que logró ingresar al ámbito internacional en el puesto 49 en Reino Unido y que ayudó a despegar al álbum de forma exitosa.

El día de la pérdida

En el ámbito musical, Morrison vivió rodeado de excesos y desenfreno. Su alcoholismo y adicción lo fue sumiendo en un espiral que desencadenaría en un aparatoso final. En 1971, luego de ser acusado de exhibicionismo público y dejar la banda, se muda a París, Francia, junto a su novia. Al dejar la música, decide dedicarse íntegramente a la poesía.
Lamentablemente, el 3 de julio de ese año, la voz de Morrison se apagaría para siempre. El veredicto final dictaminó que la causa de muerte se debía a un fallo respiratorio, aparentemente, debido a una sobredosis. Sin embargo, al no haber una autopsia, su muerte sigue siendo un misterio.