Brasil: Conflictos agrarios terminan en matanzas durante crisis política

Sociedad

El Gobierno de Michel Temer, presidente de Brasil, se ha convertido en un enfrentamiento armado, dejando en lo que va del año alrededor de 36 campesinos muertos. Varios trabajadores agrícolas han salido a protestar frente a los ministerios, pero, por órdenes políticas, el Ejército salió a las calles.

(Foto/El Universo)

Redacción: Liana Rivera


El miércoles pasado fallecieron diez campesinos a causa de un operativo policial durante un nuevo enfrentamiento en la Amazonía en la hacienda del Estado de Pará. Nueve hombres y una mujer fueron víctimas de la crisis política que Brasil va arrastrando desde hace años. La Comisión Pastoral de la Tierra (CPT) es el organismo que defendió a los trabajadores de la tierra. Según estudios, Brasil estaría compitiendo con Colombia y Honduras por el primer puesto en cuanto a agricultores asesinados.

En este último ataque en la hacienda Santa Lucía, los agentes policiales manifestaron que mataron a diez de los campesinos en defensa propia; sin embrago, no coincide con las pruebas encontradas en el lugar de los hechos, porque solo se recogió once armas y no hubo ningún policía herido. La fiscalía continúa investigando el caso para que no quede archivado e indicar que fueron disparados por “acto de resistencia”.

Los enfrentamientos agrícolas es un tema que aumenta anualmente en Brasil y la mayoría de estos se han convertido en campos de batallas que terminan con matanzas. La CPT ha demostrado que del 2015 al 2016 ha habido un aumento del 22% de conflictos. En el año pasado, se contaron 1079 conflictos, año con mayor cantidad de enfrentamientos por temas agrícolas. El mes pasado, abril, también asesinaron a nueve campesinos en medio de la selva amazónica, en el campamento de Mato Grosso.

Los madereros y hacendados tienen mucha ambición por estas zonas que ocupan los campesinos para volverlos propiedades suyas. Es por ello que los mayores conflictos se dan en la frontera amazónica de Brasil como Mato Grosso, Rondônia y Pará. Sin embargo, como son zonas alejadas, a las cuales no tienen un fácil acceso, no son de interés público. No se le da mucha cobertura.

Fuentes:

El País

BBC