Camila Salazar, la soprano que resurgió en cuarentena

CuarentenaMúsica

La soprano canta todos los días a través de sus redes y deleita con su voz a cientos de usuarios en tiempos de confinamiento. Fuente: Redes sociales

A diario, la soprano peruana que radica en Milán canta lo mejor de su repertorio musical en las transmisiones en vivo que realiza para su público en Perú y en Italia.

Escribe: Natalia Ortiz

Camila Salazar Zender es una cantante lírica que se hizo famosa en plena crisis sanitaria por el COVID-19 al cantar en el balcón de su casa en Miraflores. Actualmente, la soprano se encuentra disfrutando de su familia en Milán, Italia, en compañía de su esposo y su recién nacida hija. A pesar de la distancia, Camila no deja de sorprender a sus cientos de seguidores que la escuchan cantar a diario a las 10:00 am (hora peruana) a través de sus transmisiones en vivo, vía Instagram y Facebook. Para ella no existen las fronteras, ya que su voz sigue cautivando al entonar diversas canciones clásicas y populares.

Como se sabe, la cantante de 27 años estuvo en tierras peruanas desde el mes de febrero acompañando a su familia. Debido a la pandemia, su visita en Lima se tuvo que extender y no pudo regresar a tiempo a Italia con su pequeña hija. Sin embargo, esto no fue obstáculo para que ella saque el lado positivo de la situación. Con la ayuda de su familia, en especial la de su mamá Cecilia, las transmisiones diarias fueron posibles.

En un inicio, Camila se sentía desmotivada con el progreso de su carrera musical, ya que consideraba que iba a ser más difícil con una niña en brazos. “Llegó un momento en el que dije: ya no voy a volver a cantar, jamás me va a dar el tiempo con una hija. Ahora, digamos que mi motivación ha regresado con todo esto que está sucediendo… tengo la suerte de haber encontrado algo tan bonito en esta situación tan complicada”, comenta la cantante, quien está agradecida por todo el apoyo que ha recibido como artista en estos tiempos difíciles.

Por otro lado, su melodiosa voz no deja de sorprender, al igual que su variado repertorio musical, que consiste de canciones clásicas como “La Traviata” de Giuseppe Verdi, hasta canciones de estilo popular como “Imagine” de John Lennon o “Un mundo ideal”, de la película de Aladino.

“Antes tenía una mente cuadriculada, solo escuchaba música académica, óperas, zarzuelas, pero con la cuarentena he empezado a cantar más música popular, y me encanta que las personas disfruten de lo que yo hago”, comenta Camila.

A los 17 años, la joven soprano ingresó a la Universidad Nacional de Música del Perú, antes conocida como el Conservatorio Nacional. Dentro de la universidad, pudo estudiar lo que más amaba: el canto lírico. Con el pasar de los años, su talento llegaría a Italia, donde ingresó al Conservatorio de Milán, uno de los más imponentes en el mundo.

Por otro lado, su madre, Cecilia Zender, espera con ansias el retorno de su hija con la esperanza de que vuelva a vivir en suelo peruano. “Creo que en el Perú va a tener más oportunidades que en Italia, se le abrirán puertas. En Italia es un poco difícil, porque hay mucha competencia”, señala “la mamánager”, sobrenombre que los seguidores de Camila le pusieron a su mamá, ya que administra sus redes sociales.

Sin duda, los éxitos siguen para la joven cantante, que espera regresar pronto a Lima para poder vivir junto a su familia y dedicarse de lleno al canto. Asimismo, la soprano menciona que realmente no sabe hasta cuándo hará sus presentaciones virtuales para sus seguidores, pero admite que disfruta darles un momento de felicidad en plena cuarentena.