CARRERA CONTRA EL TIEMPO

Periodismo

Texto y Foto: Cristian Navarro

El éxodo del pueblo venezolano parece nunca acabar. El Perú es uno de los destinos que más alberga a la población llanera.

Juan y Emilio son dos venezolanos que llegaron al Perú el año pasado. Actualmente, trabajan en Gamarra como jaladores.

Desde el día de ayer, los venezolanos que no cuentan con pasaporte no podrán ingresar al Perú. Por ello, miles de llaneros partieron desde su país, en lo que fue una carrera contra el tiempo, hasta el Centro Binacional de Atención Fronteriza (CEBAF) en Tumbes.

Esta medida fue anunciada por el Ministerio del Interior y la Superintendencia Nacional de Migraciones el pasado viernes 17 de agosto, luego del descontento popular por la supuesta llegada en masa de delincuentes del país vecino.

Para el politólogo y fundador de la ONG “Frente de Juventudes”, Alexis Meléndez, esta medida en parte ayudará a tener un mejor control de la calidad de ciudadanos que ingresan a nuestro territorio. Asimismo, añade lo siguiente:

“Mientras siga habiendo un sistema de colapso y autoritarismo, la necesidad obliga a algunos; a otros la expectativa de encontrar una oportunidad o mejor calidad de vida que no encuentran en su país”.

Cabe recordar que la cancillería peruana anunció que tanto niños, ancianos, gestantes y personas en estado de vulnerabilidad podrán entrar sin pasaporte. Esta excepción se dará presentando la cédula de identidad u otro tipo de documento de identificación.

Asimismo, representantes del Perú, Ecuador y Colombia planean reunirse en la ciudad de Bogotá para buscar una salida a la crisis migratoria.