Cine Feminista: La correcta representación

CulturaFeminismo

Foto: 20th Century Studios LA
Escribe: Hilda Chan Del Aguila
Follow @PS_UPC

Después del escándalo ocurrido con el live action de Mulán por parte de Disney, en Punto Seguido reflexionamos sobre lo que se necesita para considerar a una cinta como feminista: ¿Basta con tener a protagonistas mujeres?

Test de Bechdel

En 1985, Alison Bechdel publicó en su tira cómica The Rule, que solo aceptaba ver una película que cumpliera con las siguientes tres premisas:

  1. Deben aparecer al menos dos personajes femeninos.
  2. Deben conversar entre ellas.
  3. Y el tema no puede ser un hombre.

Con esos pasos ella determinaba la brecha de género de la película: Si es que el personaje había sido incluido únicamente para ser el interés amoroso de un hombre o si estaba vista desde un plano inferior a este.
Y lo más sorprendente es que si realizas el ejercicio sobre películas taquilleras como la trilogía original de Star Wars, la aclamada Perros de Reserva de Tarantino o, incluso, Los Increíbles de Disney; te das cuenta que no llegan a pasar la prueba.
¿Por qué sucede esto?

La Escopofilia: El Placer de Mirar

Laura Mulvey, una de las teóricas del cine feminista británico más famosas de la historia, fue una de las pioneras en señalar que la mirada hollywoodense era sumamente masculina. En Visual Pleasure and Narrative Cinema, identifica el discurso patriarcal que señala a las mujeres como objetos de producción: La mujer como parte de la utilería.

Basada en el psicoanálisis freudiano, Mulvey habla del rol femenino para conseguir la ‘estimulación’ de sus espectadores. La escopofilia convierte a la mujer en un objeto de estimulación sexual, donde su único fin es entretener a una audiencia masculina. Más allá de la participación que tenga este personaje en la trama.

Esta teoría, aun cuando fue postulada en 1973, se ve reforzada por el lenguaje audiovisual actual: Si bien un personaje femenino puede tener protagonismo en una cinta, muchas veces encontramos planos que buscan su sexualización.
Ejemplo de ello, tenemos a Megan Fox, actriz protagonista de la saga de Transformers, que aún después de su participación en la cinta, se volvió un personaje hipersexualizado.

Películas feministas

Después de todo lo mencionado, ¿Qué películas se pueden considerar feministas? Dale un vistazo al siguiente vídeo para encontrar cinco recomendaciones que puedes disfrutar este fin de semana.

Y tú, ¿qué otras películas conoces que buscan la igualdad? Déjanoslo saber en los comentarios.