Conflictos limítrofes llevados a la Corte Internacional de Justicia

Internacional

Tres casos de carácter limítrofe que han sido llevados a este tribunal en los últimos años.


La Corte Internacional de Justicia (CIJ), órgano que se encuentra en la Haya (Holanda) desde 1945, es el encargado de resolver las disputas que puedan darse entre dos o más estados. Foto: Andina

Redacción: Paolo Rojas
Follow @PS_UPC

Bolivia y Chile

El 24 de abril del 2013 el Gobierno de Bolivia, encabezado por el presidente Evo Morales, solicitaba al tribunal de La Haya que dictara una sentencia que obligara a Chile a negociar y llegar a un acuerdo para que les otorgue una salida plenamente soberana al Océano Pacífico a los bolivianos. Todo ello en base a los acuerdos históricos asumidos tras la guerra del Pacífico de 1879.

La presidenta chilena Michelle Bachelet calificó esta demanda como “carente de toda base”, ya que confundía los derechos con aspiraciones y se tergiversaba completamente las relaciones históricas entre ambos países. Esto a pesar de que años anteriores se había mostrado abierta al dialogo sobre este tema. Sin embargo, el 11 de marzo del 2018, Sebastián Piñera, tras asumir su segundo mandato, señaló que Chile no perdería territorio, mar ni soberanía alguna. La defensa chilena sentenció que el país no tenía ninguna obligación de entregar a Bolivia una salida al mar.

El primero de octubre del 2018 la CIJ de La Haya emitió su fallo a favor de Chile. Por doce votos contra tres, se señaló que la República chilena no estaba obligada legalmente a negociar una salida soberana al Océano Pacifico para Bolivia. Los argumentos presentados por el país boliviano fueron desbaratados uno a uno. Sin embargo, se invitó a ambos gobiernos a mantener un dialogo en aras de la paz y las buenas relaciones diplomáticas.

Nigeria y Camerún

Los países africanos se disputaron por largos años el dominio de Bakassi, una península ubicada en la costa atlántica de África y que en un principio se encontraba bajo la soberanía de Nigeria. La situación fue tan friccionada que  el 29 de marzo 1994 el caso fue llevado a la Corte Internacional de Justicia.

El 10 de octubre del 2002, la CIJ, basándose principalmente en los tratados anglo-otomanos, falló a favor de Camerún. Se le ordenó a Nigeria ceder la soberanía de Bakassi, sin la necesidad de que los habitantes de este territorio tengan que cambiar su nacionalidad. Inicialmente, el país se negó a retirar a sus tropas de la península. No fue hasta el 13 de Junio del 2006 que el presidente nigeriano Olusegun Obasanjo  y el presidente camerunés Paul Biya le dieron fin a esta disputa. Se acordaron retirar las tropas nigerianas dentro de sesenta días y se inició la transferencia total del territorio.

Colombia y Nicaragua

El conflicto marítimo entre estos países se remonta a 1928, fecha en que se firmó el Tratado Esguerra-Bárcenas, el cual establecía que la Costa de Mosquitos y las islas aledañas pertenecerían al Gobierno de Managua, mientras que el Archipiélago de San Andrés y Providencia serían de soberanía colombiana. Sin embargo, en 1980 se generaron controversias con respecto al límite que se había tomado en su momento como referencia para hacer la división. La Junta Sandinista, que gobernaba el país nicaragüense en ese momento, declaró nulo el acuerdo y exigió el control sobre San Andrés y Providencia.

En diciembre del 2001, Nicaragua presentó formalmente el caso ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ). El gobierno colombiano consideró esta decisión como una violación a la legislación internacional, ya que la decisión se había tomado unilateralmente. En el 2007 se realizaron las primeras audiencias en La Haya y durante los dos años siguientes ambos países presentaron sus memorias y contra-memorias sobre su soberanía marítima ante la Corte. En el 2012, se dio el veredicto a favor de Colombia y se ratificó su soberanía sobre las aguas de las islas de San Andrés, Providencia, Santa Catalina, Alburqueque, Bajo Nuevo, Sureste, Quitasueño, Roncador, Serrana y Serranilla.

No obstante, un año después, Nicaragua presentó dos nuevas demandas ante la CIJ para que esta le reconociera derechos sobre una plataforma continental más allá de las 200 millas medidas desde su costa. No fue hasta el 28 de septiembre del 2017 que Colombia presentó sus argumentos ante la Corte. Asimismo, la Cancillería de dicho país presentó dos demandas a Nicaragua respecto al litigio entre ambos, las cuales fueron aceptadas por la CIJ el 16 de noviembre del mismo año. El proceso aún está en curso.