Contigo a la distancia

TelemedicinaUPC

Doctores desprotegidos atienden virtualmente a pacientes usando los EPP sus centros de trabajo (Foto: Andina.pe). 

Si bien los esfuerzos del Gobierno se han visto concentrados en enfrentar la pandemia del covid-19, el sistema de salud no puede permitirse ninguna pausa. El aislamiento social ha llevado a que la telemedicina sea la solución a las consultas médicas.

Escribe: Sara Camacho

Es una realidad que la labor del doctor implica contacto. Los médicos podrían usar los EPP (Equipo de Protección Personal) para tratar a las personas que los visitan y estar protegidos. Pero, ¿y estos pacientes? Se les estaría exponiendo al virus en los hospitales y clínicas. Por lo tanto, dentro de esta coyuntura, ¿cuál sería la forma más adecuada para atender a un paciente? La telemedicina sería la respuesta.

En el Plan Nacional de Telesalud se explica el término ‘telemedicina’ como: “provisión de servicios de salud a distancia en los componentes de promoción, prevención, diagnóstico, recuperación o rehabilitación prestados por personal de la salud que utiliza las TIC, con el propósito de facilitar el acceso a los servicios de salud a la población.” En el 2016 se aprobó la primera ley de telemedicina en el Perú y fue revisada nuevamente en 2019. Sin embargo, la atención médica virtual aceleró su promoción recién este año, dadas las circunstancias.

La plataforma web Tec-Doc es una iniciativa de Auna y es gratis. Solo es necesario registrarse en su página y realizar la consulta deseada (solo es permitido una pregunta al día). Luego de ello, los doctores analizarán el caso y responderán a la brevedad posible. Además, se debe tener en cuenta que las decenas de médicos inscritos en esta plataforma son voluntarios. Y, tanto ha sido el éxito de este proyecto, que las consultas médicas se han suspendido temporalmente hasta que se puedan responder las solicitudes pendientes.

Otras páginas web de telemedicina son Tu DOC y Smart Doctor. Ambos proyectos contaban con atención a domicilio, pero a raíz de la cuarentena, tuvieron que reducir su servicio a teleconsultas, así sean videollamadas o a través de un diálogo escrito con un especialista en su página (Tu DOC) o la app (Smart Doctor). Ambas formas de telemedicina son pagas. Asimismo, es importante tener en cuenta que, debido a la falta de contacto físico y la severidad de algunos casos, estas plataformas brindan atención a patologías agudas o crónicas de baja complejidad.

En trabajo conjunto con Smart Doctor, el Ministerio de Salud también presenta su iniciativa virtual llamada “MINSA-SD”, una app disponible solo para celulares Android. Por el momento, solo cuenta con doctores de las áreas de medicina general, radiología, pediatría, psiquiatría y medicina interna. Para poder acceder al servicio, primero se tiene que validar con un código brindado en Teleatiendo del MINSA. En este portal, es necesario llenar los datos personales y de residencia del interesado, así como preguntas de aspecto tecnológico y, por último, el motivo de su consulta. Seguidamente, en la app, se puede escoger entre los profesionales de la salud y sus especialidades. Después, se otorga el código generado con anterioridad y se completa el formulario para conseguir la atención deseada.

Por otro lado, las clínicas también continúan con su atención desde casa. Un ejemplo es SANNA y su ‘Dr. Online’, disponible en su aplicación. Aquí los asegurados pueden acceder a los servicios médicos a través de chat o teleorientación (una videollamada previa cita). Así como esta, otras clínicas han hecho posible la comunicación con sus afiliados de forma virtual.

En Instagram y Facebook se puede encontrar Call Médica, una red de más de 20 doctores dispuestos a atender a pacientes a través de llamada telefónica o videollamada. Cada consulta tiene el precio de 50 soles. Además, comparten datos y recomendaciones en sus redes sociales de cada área que tienen habilitada, así como cuidados frente al coronavirus.

Esta nueva modalidad también ha sido implementada por EsSalud. Se brinda el servicio de telemedicina en un total de ocho especialidades. El 25 de marzo, al inicio del proyecto, solo se abrió para las áreas de cardiología, neurología y oncología médica de los pacientes del hospital Edgardo Rebagliati. Pero, a la fecha, se implementó las especialidades de hematología, salud mental de adolescentes y jóvenes, medicina física, ginecología encológica, oftalmología y rehabilitación. Se recalca que el servicio prestado es solo para pacientes con enfermedades crónicas, como glaucoma, hipertensión, epilepsia, párkinson, entre otros. Se espera que se amplíe a otras redes de salud próximamente, ya que es una realidad que la telemedicina llegó para quedarse.