Crisis del sistema penitenciario en medio de la pandemia del coronavirus

CoronavirusCuarentena

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos es el encargado de garantizar el buen funcionamiento de las cárceles en el Perú (Foto: Andina.pe)

La falta de implementos de seguridad y pruebas para detectar el coronavirus ha desatado motines en diversas cárceles del Perú. A la fecha, más de 650 internos están contagiados y 30 han muerto dentro de los centros penitenciarios. 

Escribe: Andrea Duthurburu

La sobre población carcelaria alcanza el 140% en el Perú, lo cual hace imposible que los presos puedan mantener la distancia para evitar contagiarse del covid 19. La última semana de abril gran cantidad de reos empezaron a formar revueltas dentro de los penales exigiendo la distribución de mascarillas, guantes y pruebas para descubrir los casos positivos de esta enfermedad. Uno de ellos fue el motín desarrollado en el penal Miguel Castro Castro, el cual dejó 9 muertos y más de 60 heridos. En medio de este caos, el titular del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Fernando Castañeda, anunció a Agencia Andina que se otorgarán gracias presidenciales a un grupo de internos y que ya se inició la entrega de implementos de seguridad en las cárceles.

Provincias

No solo en Lima se originaron revueltas, los reos de otras regiones también pidieron que el Estado vele por su salud. En el penal de Huancayo, a 200 kms de la capital, se desató un motín por la muerte de dos presos que habían contraído covid 19. Esta cárcel alberga a más de 2 mil personas y solo tiene capacidad para 680. Esto llevó a que los internos se quejen por el hacinamiento, lo cual podría propagar rápidamente el virus. El jefe de la Región Policial Junín, Adán Alvarado, anunció a Agencia Andina que esta situación no dejó heridos y que un equipo de médicos un enfermeras ingresaron al centro penitenciario junto con personal de fumigación para desinfectar todos los ambientes.

Por otro lado, en la cárcel de Huaraz, más de 65 prisioneros han dado positivo a la prueba de coronavirus. Además, se han registrado 4 fallecidos, 2 de los cuales murieron en sus celdas. Por ello, la Red de Salud Huaylas Sur empezó a coordinar con personal médico del Instituto Nacional Penitenciario del Perú (INPE), para determinar acciones que permitan atender a los contagiados. El jefe de la Dirección Regional de Salud de Áncash, Luis Huamaní, aseguró  a el diario El Comercio:“Hemos recomendado al director del penal que realice la vigilancia estricta de los pacientes y que aquellos que tienen síntomas respiratorios sean aislados de inmediato para evitar la propagación del virus”.

Otro caso es el de la región Cusco, en donde se han entregado solo 76 pruebas para detectar el coronavirus en el penal de varones, a pesar de que este cuenta con más de 6 mil reos. Sin embargo, Manuel Cornejo Castro, subdirector regional del INPE en la provincia, informó para Agencia Andina que desde el 16 de marzo no ingresan visitantes y que los internos cuentan con un equipo de enfermeras y médicos. Asimismo, se ha implementado una zona de aislamiento para posibles casos de covid 19.

Indultos y más

Debido al hacinamiento de las cáceles y la aceleración de la propagación del coronavirus que esto generaría, el Gobierno remitió  al Congreso de la República el Proyecto de Ley N° 5110/2020-PE, que establece medidas excepcionales para el deshacinamiento de establecimientos penitenciarios y centros juveniles. Entre ellas se encuentran los indultos y las variación de la prisión preventiva en miles de reos.

El Poder Ejecutivo aprobó el indulto de cerca de 3 mil presos de los 68 centros penitenciarios que existen en el país. En estas amnistías se tendrán en cuenta a aquellas personas que cumplirían su condena en los próximos 6 meses. Además, los prisioneros que hayan delinquido una sola vez tendrían preferencia, al igual que los que hayan cometido delitos que no incluyen violaciones, corrupción, homicidio, entre otros crímenes considerados graves. Los documentos para la excarcelación del primer grupo de internos ya han sido firmados por el gobierno. En este se ha priorizado a las madres de niños y mujeres embarazadas.

Por otro lado, la Corte Suprema ha presentado un proyecto de ley para convertir de forma automática la prisión preventiva en comparecencia restringida de cerca de 10 mil presos. Esto debido a que los presos con prisión preventiva superan los 35 mil, los cuales representan el 39% de la población carcelaria y disminuir su número ayudaría a reducir el hacinamiento. Dos de los casos más mediáticos han sido los de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori a la que se le impuso comparecencia restringida y la de la ex alcaldesa Susana Villarán, quien ahora se encuentra en arresto domiciliario.

Soluciones rápidas

Según informó en RPP el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Fernando Castañeda, se ha hecho la entrega de más de (VERIFICAR SI SON 110 O 110 MIL) 110 mascarillas reutilizables para los prisioneros de todo el país.  ‘’A esta entrega, se suman las 13,000 pruebas rápidas que se aplicarán a los agentes penitenciarios, además de un conjunto de medidas complementarias que se vienen coordinando con el Ministerio de Salud”, precisó el titular de Justicia.

Asimismo, una empresa contratada por el INPE con presupuesto otorgado por el Gobierno desinfectará la carceleta de Lima y la flota para el traslado de internos dos veces a la semana. También, se ha dispuesto la habilitación del ex penal San Jorge para el aislamiento de los presos que estén contagiados o sean pacientes sospechosos de coronavirus. El Ministro de Salud, Victor Zamora,  explicó a Canal N que este centro podría recibir hasta a  de 300 prisioneros una vez esté habilitado al 100%. “He comprobado que se está acondicionando bien. Con las medidas de seguridad interna y externa. Los espacios para los internos ya están casi listos”, explicó el ministro de Salud.

Aquí una línea de tiempo para entender la situación de los penales en las últimas semanas.