Cuando pase el temblor

CoronavirusDeportes

El 2020 era considerado como “el año del deporte”, donde millones de personas vivirían la pasión y entrega de varios atletas del mundo en los grandes eventos como Tokio 2020. Sin embargo, ante la propagación del coronavirus, el show tendrá que esperar.

Los Juegos Olímpicos de Tokio tendrán lugar del 23 de julio al 8 de agosto de 2021 (Foto: Andina.pe)

Escribe: Jose Figueroa  

Ya se hablaba de una nueva era, un nuevo comienzo, en el que se cambiaría varios temas que anexaban diversos factores entre países y esto se hilaba entre el deporte y la política mundial. Sí, el 2020 llenaba de emoción a todo amante del deporte, debido a que eventos estelares de primer nivel llenarían estadios en diversas partes del mundo con tan solo llevar la emoción de vivir los momentos más grandes y que mejor en el comienzo de una nueva década, el cual sería catalogado como el año del deporte mundial. Todo estaba listo para empezar. Sin embargo, en lo sigiloso, un virus maligno originado desde el Oriente remeció paso a paso las míticas ciudades de Europa, como Italia y España, llegando a cada rincón de los continentes y frenar la movilización de los ciudadanos en todo el planeta.

Dicho esto, las autoridades de los entes máximos de los distintos deportes han tenido que suspender todo evento que sucedería el presente año. Certámenes como la Eurocopa, la Copa América y el comienzo de las Clasificatorias al Mundial de Qatar 2022 tuvieron, por emergencia sanitaria y propagación del Covid- 19, que ser postergados dichos eventos del deporte rey, el cual sería protagonista de la nueva década. Sin embargo, el más grande evento cultural, deportivo y compartido por más de 130 delegaciones en el mundo estaba sobre la mesa, pues la posibilidad que se desarrollen los Juegos Olímpicos, la fiesta que junta  a millones de fanáticos a presenciar y vivir las mejores competencias en un solo lugar tendrán que esperar hasta el 2021 para dar lujo a dicha celebración. Por ello, en este texto, se expondrá brevemente diversas razones y hechos que resaltarán la postergación de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Para comenzar, no es la primera vez que el atletismo en el mundo daría una pausa. Tenemos que remontarnos hasta la época romana, donde Teodosio I, emperador romano – cristiano, consideró a los Juegos Olímpicos (en ese entonces los Juegos de la Antigüedad) como una fiesta pagana. La llama olímpica tuvo que ser apagada hasta el siglo XIX, donde Pierre de Fredy, barón de Coubertin, desarrollando y analizando el deporte amateur, re inauguró en 1896 los Juegos Olímpicos, donde la ciudad de Atenas vería flamear el fuego olímpico después de mucho tiempo. Desde aquella oportunidad, contando los Juegos Olímpicos de Invierno y otras competencias de igual magnitud, solo se llegaron a suspender cinco veces, donde dos de ellas fueron por las Guerras Mundiales.

Tokio tuvo un reto cuando fue elegido por el COI (Comité Olímpico Internacional), pues no es la primera oportunidad que la capital de Japón tropieza en el desarrollo del máximo evento deportivo, ya que en 1940 ,en la guerra con China, tuvo que impedir la organización de los Juegos de Invierno. Tras aquel incidente, tuvieron que pasar 24 años para que los “nipones” y todo el mundo vean al país del sol naciente realizar un evento de atletismo total.

Ahora bien, en los casos anteriores, el causante del problema fueron parte de idealistas narcisistas, donde a primera palabra te enviarían ,y sin poder entender,  una bomba masiva. En el presente, el enemigo es totalmente invisible y se traslada por contacto físico o en diversos elementos sin mantener una higiene adecuada por parte de las personas y solo somos víctimas del asecho mundial. Ante ello, Ricardo Montoya, periodista deportivo y docente de la UPC, señala que “el coronavirus hizo que el deporte desaparezca de nuestras vidas en un abrir y cerrar de ojos”.Al principio, varias instituciones y clubes del mundo no acataron con la orden de no realizar ningún evento, en donde hubiera contacto y aglomeración de personas, donde el virus se pueda transmitir fácilmente. Con ello, trataron de poder pasar por alto dicha oportunidad de no exponer a los fanáticos a llenar estadios históricos y diversos encuentros de competencia hasta que el Covid-19 terminaría de propagarse por varias partes del mundo.

En una entrevista con el CNN, Alexandra Grande, reconocida karateca local ganadora de dos medallas de oro en los Juegos Panamericanos Lima 2019, se siente muy satisfecha por la decisión de Comité Olímpico Internacional ante el postergación de Tokio 2020 por un año, lugar donde el karate hará su debut en los Juegos Olímpicos, debido a que los atletas tendrán un año más de entrenamiento personal en sus respectivas competencias y hacer algunos ajustes para estar preparados en el inicio de los JJ.OO, donde la salud prima más que el deporte.

¿Por qué hubo un dilema al momento de postergar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020? Desde el punto de vista deportivo personal y del Comité Olímpico Internacional, sería que al aplazar el tiempo para volver a vivir el momento cumbre del deporte y seguir con este contexto limitaría a muchas personas a querer poder dar página atrás. Al igual que ello, hay un tema de mercadeo que va detrás de los Juegos Olímpicos, pues aun así este evento se ha de desarrollar en el 2021, el marketing deportivo y el merchandising va de la mano con la organización en sí. Estos serían los trigésimos segundo Juegos Olímpicos de todas formas, pero por la venta y la misma promoción en sí, el nombre de estos JJ.OO se mantendría de dicha manera.

Dejando de lado el tema deportivo con lo sucedido hasta la fecha,  estamos viviendo y presenciando cómo este virus está desatando varias consecuencias al nivel socio económico y político, pues la manera de sobrellevar esta pandemia mundial en algunos países ha sido lamentable. Para el historiador deportivo y docente de la UPC, Jaime Pulgar Vidal, señala que “nosotros estamos viendo este virus con números, con estadísticas y pocos somos que hemos presenciado a un ser humano con esta infección”, debido a que con el trascurso de los días, la media de peruanos con el coronavirus ha ido variando, pues vemos a cada hora la realidad de la sociedad, tanto local como en el exterior. Asimismo, considera que el mundo está pasando por un mal momento, ya que se tuvo que originar un virus para poder darnos cuenta del pésimo actuar de varios países y que es lo que realmente es primordial, como la vida. “El mundo tiene que repensarse en todos los términos posibles”, lo cual llama a la sociedad a que interpretemos el mundo ya no desde lo económico, sino más bien desde el punto humanista, es decir, que la vida es la curva más grande sobre toda las cosas. Futbolistas, atletas, instituciones y clubes se han unido en una sola oración y palabra para dejar el deporte de lado y unirse para respetar las normas dictadas por cada gobierno, pues como dice la OMS “A este virus lo acabamos todos”. Sí, todos, porque estamos en la competencia más grande de nuestras vidas.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *