Cuarentena: Seis dinámicas en casa para niños con trastornos de déficit de atención

CuarentenaEducación

Conoce seis ejercicios, recomendados por un psicólogo, que niños con esta clase de trastorno pueden realizar en casa junto con sus padres.

Foto: Andina
Escribe: Alvaro Robles
Follow @PS_UPC

Debido al golpe económico por la pandemia, algunas familias se han visto obligadas a suspender las terapias de sus niños con trastornos de déficit de atención (TDAH). “Lo niños con TDAH quieren liberar energías, este ambiente de encierro y aislamiento social no ha permitido que socialicen como ellos esperan y comienzan a pasar por situaciones de ansiedad y estrés.” Comenta el psicólogo especializado en educación, Elvis Lavalle.

Según Lavalle, luego de conversar con diferentes padres, se ha dado cuenta que los niños han retrocedido en los avances de terapias, a las cuales ya se habían acostumbrado. Ellos se están preguntando qué pueden hacer para no perder el progreso que sus hijos ya habían logrado. Por este motivo, el psicólogo nos recomienda seis estrategias dinámicas que pueden realizar a diario sin tener que salir de casa.

La finalidad de estas es cubrir los tres tipos de atención, con los cuales los niños tienden a presentan problemas: la atención en una tarea sin distraerse con otra (selectiva), la atención en una actividad por largo tiempo (sostenida) y la atención en múltiples actividades (divida). Además, es necesario que los padres participen activamente junto con los niños y que les den apoyo motivacional y afectivo felicitando sus logros constantemente.

1.- Baila y sostén

Este ejercicio puede realizarse con diversos objetos, un globo, una pelota, entre otros. La idea principal es que el niño se mueva o baile mientras lo sostiene. Con esta práctica, el niño se concentra en dos actividades y así desarrolla la atención dividida. Se puede aumentar la dificultad sosteniendo un vaso con agua o pedirle que diga palabras cada cierto intervalo de tiempo.

2.- Mi receta favorita:

Esta actividad consiste en describirle la receta de alguna comida o postre hasta que la comprenda. Luego se debe pedirle que repita lo que recuerde logrando así activar su atención selectiva. Por último, se puede realizar la receta junto con el niño para que lo asocie con emociones positivas.

3.-La historia sin fin:

En esta actividad, el padre tendrá que leerle un cuento al niño, preferentemente algo de su gusto para no perder su interés. Luego, en un momento dado, tendrá que parar y pedirle que invente una continuación que lleve coherencia con el resto. Esto fortalecerá su creatividad y activará su atención sostenida en la historia para poder continuarla.

4.- Mi película favorita:

Se tendrá que pedirle al niño que memorice una frase del fragmento de una película, que sea su favorita. Luego de repetirlo unas cuantas veces, se le pedirá que recite la frase. De este modo, se trabaja su atención selectiva cuando eligen las palabras que evocarán luego.

5.- Palabras escondidas:

El padre deberá leer una historia pequeña y pedirle al niño que le preste atención mientras lo hace. Luego deberá esconder 10 cartas con palabras, cinco que hayan estado en el texto y otras cinco que no. Así, se capta la motivación y emoción del niño. Cuando le pida que busque las cartas correctas, desarrollará la atención selectiva del niño.

6.- Recuerda y dibuja:

Los niños deberán memorizar en orden una lista de cuatro o más palabras según la dificultad. Luego, deberán dibujar las palabras en el mismo orden que recuerden. Así, los niños trabajan su atención sostenida, la selectiva y al mismo tiempo fortalecen su memoria de trabajo.