Donald Trump finaliza relaciones con la OMS

Política

Escribe: Marcelo Rosales

El presidente de los Estados Unidos anunció que romperá relaciones con la organización internacional.

 


Foto: Andina

Un mes después de cesar temporalmente el financiamiento a la OMS, Donald Trump ratificó su posición y anuncia el corte total de aportaciones a la entidad a cargo de Tedros Adhanom.

A mediados de abril, el mandatario norteamericano había advertido que, de no responder los requerimientos dispuestos por Estados Unidos, dejaría de aportar económicamente a la entidad.

El Republicano afirma que existe una parcialidad y condescendencia de la OMS con China, a pesar de que Estados Unidos sea el principal aportante de esta institución. Trump apunta que China aporta 40 millones de dólares mientras que Estados Unidos aporta 450 millones de dólares.

A través de una carta publicada en su cuenta de Twitter explicó las razones que lo llevaron a tomar su decisión.

Por otro lado, el director de la OMS, Tedros Adhanom respondió: “No hay tiempo que perder. La única preocupación de la OMS es ayudar a todos los pueblos a salvar vidas y poner fin a la pandemia del coronavirus”

¿Qué dicen los otros países?

Estados Unidos no es el único país en mostrar su descontento con el actuar de la OMS. Francia y Taiwán también se han mostrado muy críticos al respecto.

Por otro lado la Unión Europea rechazó la decisión de Donald Trump. “La OMS tiene que seguir siendo capaz de liderar la respuesta internacional a pandemias, actuales y futuras. Para ello, la participación y apoyo de todos es requerida y muy necesaria” afirmaron Josep Borrell, alto representante de la política exterior de la UE y Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea

¿Cómo se compensará el financiamiento?

La OMS planea iniciar una fundación para diversificar sus fuentes de aportantes. El encargado de dirigir esta fundación, Thomas Zeltner, señaló “Una de las mayores amenazas para el éxito de la OMS es que menos del 20 % de nuestro presupuesto proviene de contribuciones estatales flexibles (que pueden gastarse según las necesidades del organismo), mientras que el 80 % son contribuciones voluntarias destinadas con muchas restricciones a programas específicos”