Donald Trump le pide a Corea del Norte que “se comporte”

Internacional

El presidente estadounidense, Donald Trump, respondió a las encendidas declaraciones del embajador de Corea del Norte en las Naciones Unidas, Kim In Ryong, quien manifestó que su país “está listo para cualquier tipo de guerra”.

(Foto: Facebook/Donald J. Trump)

Redacción: Estefano Matta Garratt


Los representantes de Estados Unidos y Corea del Norte se han envuelto en una confrontación verbal llena de amenazas durante la jornada del lunes. Ante el intento fallido del líder norcoreano Kim Jong-un en el lanzamiento de un misil, el vicepresidente de EE.UU. Mike Pence, señaló este lunes que “la era de la paciencia estratégica” acabó.

El embajador adjunto de Corea del Norte en las Naciones Unidas, Kim In Ryong, le hizo frente a Pence y aseguró que Corea del Norte “está listo para cualquier tipo de guerra”, incluso una nuclear. De inmediato, la respuesta de Trump no tardó. El mandatario le pidió expresamente a su homólogo norcoreano que “se comporte”.

“Si Estados Unidos se atreve a optar por una acción militar, Corea del Norte está lista para responder en cualquier modalidad de guerra deseada por Estados Unidos”, respondió Kim durante la tarde del lunes.

Este clima lleno de tensión recrudeció debido al comunicado que emitió el ministro de Defensa de Corea del Sur. El funcionario aseguró que Corea del Norte había intentado lanzar un misil desde la ciudad de Sinpo durante la mañana del domingo. Este misil estalló a los pocos segundos de su ejecución por lo que se sospecha que fue un intento fallido de lanzamiento según el Comando del Pacífico de Estados Unidos.

La reacción norteamericana no se hizo esperar. El vicepresidente Mike Pence había manifestado en un principio el interés del pueblo y del presidente estadounidense por resolver el conflicto a través de medios pacíficos. Sin embargo, al conocerse del supuesto intento de arremetida norcoreana, Pence manifestó que “todas las opciones están sobre la mesa” y, de esta manera, no descartó una iniciativa militar ante cualquier otro ataque.

Con el fin de asegurar la estabilidad de la población surcoreana, el gobierno de Estados Unidos desplegó su flota naval en las costas de la Península Coreana desde hace más de una semana. Las relaciones entre Pyongyang y Seúl están nuevamente en un nivel crítico y Kim Jong-un no tiene ningún atisbo de dar tregua.

Fuentes:
BBC
La Vanguardia
Agencia AP