¿Dónde quedó la cultura?

ArteCultura

FOTO: Pixabay

Después de ser anunciada la quinta prórroga de la cuarentena hasta el 30 de junio y habilitándose las actividades deportivas federadas, muchas preguntas han surgido sobre un trato similar hacia los artistas.

Escribe: Hilda Chan Del Aguila

#Tatiana fue tendencia en twitter después de que la actriz Tatiana Astengo fuera protagonista del más reciente dilema peruano: El regreso del fútbol. Después del anuncio del presidente, llovieron críticas sobre sus comentarios en redes sociales donde cuestionaba el retorno de este deporte, al alegar que se debía “por los auspiciadores, sponsors y generar millones”. Sin embargo, puso sobre la mesa otra disyuntiva: Si volvía el fútbol con ciertas limitaciones, ¿Por qué no las actividades culturales?

“Supongo que era demasiado pedir 1/8 de palabra sobre activación de temas culturales (abrir librerías, aforos de máximo 30 personas, rodajes pequeños) por encima de algo tan mega-archi-indispensable como el fútbol”, comenta Eduardo Adrianzén, dramaturgo teatral. El artista sugiere que la poca presencia del gremio en los medios se debe a la concepción errada que se tiene de los mismos: Uno cuando piensa en actores, los visualiza en Hollywood con millones en los bolsillos y contratos anuales, cuando la realidad está bastante alejada de dicha idea. Por ello, desde hace varias semanas, gremios independientes exigen un Plan de Salvataje, además de la creación de un ‘Bono del Artista’.

Marcadas Ausencias

Al final del Decreto Supremo N° 094-2020-PCM, encontramos la firma de la Ministra de Cultura, pero es la única vez donde ese término se ve reflejado en todo el documento. ¿Qué pasó?

El pasado 21 de mayo se emitió el Decreto de Urgencia que aprobaba “Mecanismos de amortiguamiento para mitigar los efectos económicos en el sector cultura producidos en el contexto de la emergencia sanitaria por el COVID-19”, que otorgaba 50 millones de soles para el financiamiento, adquisición y apoyo económico hacia las actividades culturales.

Sin embargo, para Willi Pinto, director de Maguey y coordinador del Movimiento de Grupos de Teatro Independiente, esto no soluciona el asunto. “No se trata solo de fondos, que siempre van a faltar, sino de cómo se gestionan, con qué criterios”, señaló para El Comercio. Pinto comenta que es necesaria una mesa de diálogo, un padrón de artistas y un trabajo en conjunto con el ministerio, con el que no se sienten representados, ubicando a las artes en un estado de abandono.

En palabras del actor Andrés Wiese “No se va a poder vivir sin fútbol o sin el arte”. Entonces, ¿Cuándo apoyamos al segundo?