El futuro de LATAM y Avianca en el Perú

CoronavirusEconomía

Fotos: Wikimedia Commons

Escribe: Aldo Vicuña 

La industria aeronáutica es una de las más vulnerables en medio de la pandemia. Desde el inicio de los confinamientos obligatorios y el cierre de fronteras en varios países de América Latina se pronosticaba un futuro incierto y poco alentador para las aerolíneas.

La grave coyuntura obligó a reducir las operaciones de las principales compañías aéreas de la región. Sin embargo, con el pasar de las semanas la situación se tornaría más complicada obligando a Avianca Holdings y LATAM acogerse a la ley de bancarrota de Estados Unidos.

Es importante señalar que el efecto de las medidas tomadas por ambas empresas son similares las repercusiones en el Perú son diferentes.

Avianca

El pasado 10 de mayo la segunda aerolínea más antigua del mundo -por detrás de KLM-, ejecutó un procedimiento de reorganización económica bajo los parámetros del capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de Estados Unidos. Esto ha permitido que la empresa gane tiempo para afrontar sus deudas y seguir operando cuando el contexto sanitario lo permita.

Con la reestructuración de la empresa su subsidiaria, Avianca Perú, entró en un proceso de quiebra, cerrando sus operaciones en nuestro país y dejando a más de 900 familias sin trabajo y seguro médico. Desde un inicio la mayoría de los empleados peruanos de la compañía se acogieron a la licencia no remunerada. Pero, a raíz de la confirmación del proceso de liquidación ahora exigen que se les reconozca la indemnización por años de trabajo, según señalan los trabajadores en un comunicado.

Las rutas que Avianca Perú operaba ya no estarán disponibles, sin embargo, la aerolínea colombiana seguirá volando desde y hacia Perú con otras subsidiarias que tienen como base de operaciones en Bogotá y El Salvador. “Avianca Perú S.A., subsidiaria local, ha acordado el cierre de sus operaciones y el inicio de un proceso de disolución y liquidación”, sostuvo la compañía en un pronunciamiento desde su página web.

La empresa hizo hincapié en que continuará operando cuando se levanten las restricciones establecidas por el coronavirus. Su servicio se carga se mantendrá al igual que el programa de viajero frecuente LifeMiles, dado que es una compañía independiente.

LATAM

La aerolínea bandera de Latinoamérica también se acogió a la ley de bancarrota de Estados Unidos como un “proceso voluntario de reorganización y reestructuración de su deuda” pero, los efectos de esta medida son diferentes al de Avianca en nuestro país.

“A la luz del impacto sin precedentes que ha generado el covid-19 en la industria mundial de aviación, este proceso de reorganización le proporciona a LATAM una oportunidad para trabajar con los acreedores del grupo, y otras partes interesadas, para reducir su deuda y obtener nuevas fuentes de financiamiento, dándole las herramientas para transformar al grupo acorde a esta nueva realidad”, comunicó la aerolínea nacida por las fuciones de la chilena Lan y su par brasileña TAM.

Por lo tanto, la compañía y todas sus filiales segurián volando cuando el contexto lo permita y se resuelva el proceso iniciado.

El director de LATAM, Roberto Alvo, calificó el presente contexto como algo “sin precedentes” generado por el covid-19 en la empresa que vuela a 5 continentes.

Las operaciones de la aerolínea se han reducido en un 95% desde el comienzo de la inmovilización social el pasado mes de marzo. La filial en el Perú confirmó el despido de 1 400 trabajadores en una primera instancia, posteriormente de otros 450 en nuestro país.

La empresa que movilizó a más de 74 millones de pasajeros en el 2019 viene negociando con los gobiernos de la región para buscar apoyo en acceder a financiamiento adicional con la finalidad de salvaguardar empleos en la medida de lo posible.