El negacionismo del Holocausto

Salud

El holocausto cobró la vida de millones de personas. Testimonios de sobrevivientes junto a documentos prueban su existen, ¿qué es el negacionismo del Holocausto entonces?

Redacción: Angela Valdivia


El Holocausto fue un trágico episodio que  jamás debe repetirse. Cientos de sobrevivientes han salido a brindar testimonio de sus vivencias en los campos de concentración. Y a pesar de todos los documentos que prueban la existencia de este, hay un movimiento que lo niega: el negacionismo del Holocausto. Hirz Litmanowicz, sobreviviente de esta tragedia, habla un poco sobre sus días difíciles en los campos de concentración.

 

Terminología

La palabra ‘Holocausto’ comenzó a ser utilizada por historiadores judíos a finales de la década de 1950.  El término proviene del griego olos y kaustos o kautos, que significan todo y quemado respectivamente. El significado de las palabras en conjunto se refiere a un sacrificio consumido por el fuego.

Otro término que también es utilizado para nombrar los crímenes cometidos por los nazis, es Shoá, palabra que proviene del hebreo y significa catástrofe.

¿Qué fue el Holocausto?

Fue la persecución y aniquilación sistemática, genocidio, de los gitanos, personas con discapacidad física o mental, homosexuales, testigos de Jehová, prisioneros de guerra soviéticos, disidentes políticos, pero en su gran mayoría las principales víctimas fueron los judíos.

El macabro plan de los alemanes o ‘’la solución final’’ como ellos lo llamaban, cobró la vida de cerca de seis millones de judíos europeos.

Estos eran asesinados, en su gran mayoría, en cámaras de gas que se encontraban en los campos de concentración. Uno de los más conocidos fue el de Auschwitz. Este lugar se formaba por tres campos de concentración grandes y otros tantos pequeños. El principal era el campo de concentración número dos, también conocido como Birkenau. Ir a este lugar significaba no regresar más, ya que la finalidad de enviar a cualquier prisionero era que muera dentro de las cámaras de gas.

El genocidio fue ideado por el régimen nazi, el cual se encontraba bajo el mando de Adolf Hitler y sus colaboradores.  Comenzó en 1939 tras la invasión de los alemanes en Polonia, iniciándose así la Segunda Guerra Mundial. Es en ese mismo año que los asesinatos cometidos por parte de la Alemania nazi comienzan.

 

 

¿Qué es el negacionismo del Holocausto?

Es una corriente de pensamiento que intenta negar la existencia de los hechos ocurridos entre 1939 y 1945, tiempo durante el cual sucedió el Holocausto judío. Esta comenzó con las ideas de David McCalden, un miembro del Frente Nacional Británico, un partido político de extrema derecha, y cofundador del Instituto de Revisión Histórica que fue fundada en 1978. Es conocida por su antisemitismo y vínculos con organizaciones neonazis, así como también por sus múltiples publicaciones y libros en donde promueven la negación del Holocausto.

Foto: wn.com

Entre las afirmaciones de la negación se encuentran: que el asesinato de seis millones de judíos es una mentira o que es una exageración; que la Alemania nazi no tenía ninguna política oficial o intención alguna de exterminar a los judíos; y que las cámaras de gas nunca existieron. Asimismo, dicen que las muertes en los campos de concentración no fue debido a una orden de los alemanes, sino por enfermedades o inanición. Incluso, han llegado a negar la veracidad del diario de Ana Frank.

A lo largo de los años muchas personas de todos los ámbitos han negado la existencia del Holocausto, tildándolo de mito o exageración. En los últimos años las declaraciones de políticos europeos, tal como Nikolaos Michaloliakos, líder del partido griego de extrema derecha Aurora Dorada; y también como Marine Le Pen, la reciente candidata a la presidencia de Francia. El primero negó la existencia de las cámaras de gas, ya que no había prueba alguna de que existieron, y también dijo que el número de víctimas judías era una exageración. Por otro lado, Le Pen quiso minimizar el rol que tuvo Francia en cuanto a los judíos. Sus declaraciones generaron bastante controversia, ya que se sabe que en Francia entregó a Alemania una gran cantidad de judíos. Ellos fueron capturados en la Redada del Velódromo de Invierno, también conocido como Vel d’Hiv. Esta fue organizada del 16 al 17 de julio de 1942.

Se sabe que 12,884 judíos, entre adultos de ambos sexos y niños, fueron arrestados para luego ser conducidos al campo de concentración de Auschwitz en donde no hubo proceso o selección alguna, sino que fueron enviados directamente a las cámaras de gas.

 

¿Dónde están las pruebas?

A pesar de haber intentado destruir todas las pruebas que podrían comprometerlos, los alemanes no lograron hacerlo y en el juicio de Nuremberg, fueron condenados con sus propias palabras. En aquel juicio histórico, los acusadores presentaron cerca de 3,000 toneladas de documentos, entre los cuales se encontraron muchos que relataban las políticas y acciones del estado nazi. Asimismo, también se logró encontrar el Protocolo de la Conferencia de Wannsee, la cual documentaba la cooperación de agencias estatales de Alemania e informes en donde se documentó el progreso de los equipos móviles de matanza.

La Alemania nazi también grabó y tomó fotografías de las atrocidades que cometían e incluso también se logró encontrar material visual que había sido producido por soldados y policías alemanes. En estas imágenes se lograba ver las operaciones que se llevaban a cabo en contra de los judío, así como también otros civiles.

Por último, los testimonios de miles de sobrevivientes también tuvieron un rol muy importante. Al principio el temor y dolor que sentían no permitía que hablen sobre el tema, pero, poco a poco, se logró ver que el número de personas dispuestas a testificar y contar los horrores que vivieron aumentó. Sus testimonios iban acompañados de las marcas que el Holocausto dejó en sus cuerpos, como por ejemplo el tatuaje del número con el cual eran identificados en los campos de concentración.

En el Perú vive Hirz Litmanowicz, un judío polaco que logró sobrevivir al Holocausto cuando era tan solo un niño y aún lleva el número 125424 tatuado en su brazo izquierdo. Hoy ya lleva más de cincuenta años viviendo en nuestro país, pero a pesar del tiempo transcurrido, sus recuerdos siguen intactos. Desde el momento en que los alemanes entraron a su ciudad hasta la marcha de la muerte, momento en el cual él junto a muchos otros prisioneros, fue liberado.