El regreso del Spielberg divertido

Cine

Ready Player One, la nueva película del aclamado director, es un espectáculo lleno de referencias a los videojuegos y a la cultura pop. Hablamos con Hugo Lezama de Cinesmero sobre este filme y la posibilidad de una nueva Indiana Jones.

El largometraje ya ha recaudado más de 300 millones de dólares a nivel mundial. (Imagen: Xataka)

Por Sebastián Fernández

Steven Spielberg es el indiscutible referente máximo del blockbuster. Con una filmografía que incluye, entre muchas otras, Jurassic Park, Jaws, Indiana Jones y E.T. su capacidad de atraer al público no está en discusión. Sin embargo, en los últimos años el director americano parecía haber perdido algo. Sus filmes, ya sea por ser de corte más realista (The Post, Puente de Espías) o por ser un fracaso comercial (BFG, Tintín) parecían no tener más esa capacidad de atraer al público en masa. Pero entonces llega Ready Player One, una película con el sello del director. “Definitivamente es el mejor intento de un Spielberg más divertido en décadas”, afirma Hugo Lezama, creador del canal de reseñas de cine en YouTube, Cinesmero.

En su nueva película —una adaptación del libro del autor Ernest Cline—, Steven Spielberg nos trae la historia de Wade Watts, un joven del año 2045 que, como todos los demás, escapa de la realidad a través de un juego de realidad virtual llamado Oasis. “Está totalmente justificado el uso y abuso de efectos especiales en esta película”, dice Lezama. Así, el también director de La guerra de los mundos asalta al espectador con una serie de referencias a la cultura pop de las décadas de los ochenta y noventa, cultura que él mismo al lado de tantos otros ayudó a formar.

Quizás es esta apelación a la nostalgia el futuro que planea seguir el director. Así lo indican recientes declaraciones en las que reveló que podría trabajar en una nueva película de Indiana Jones. “Esta será la última Indiana Jones de Harrison Ford. Estoy seguro de ello. Pero continuaremos después de eso”, reveló al diario británico The Sun. Frente a esto, Hugo Lezama nos dice que “personalmente no me emociona en lo absoluto (…), a partir de Ready Player One he estado viendo estudios sobre la nostalgia y cómo se usa para manipularnos. Igual, al final depende de la historia y que hagan los guionistas”.