Fernando Chevarría, el hombre detrás del éxito de América Economía

Economía

A sus 43 años, Fernando Chevarría León siente que ha llegado al éxito en lo que se refiere a su profesión, Ciencias de la Comunicación. Desde hace diez años, es editor ejecutivo de la edición Perú de América Economía, la revista económica más leída e influyente de América Latina.Desde hace dos años también es el editor general de la edición internacional.

(Foto: Héctor Melgar)

Redacción: Héctor Melgar

Viaja, por lo menos, tres veces al mes por todo el mundo y se codea con los políticos y ejecutivos más exitosos y prestigiosos de las finanzas. En tal sentido, su agenda es muy recargada y acceder a una entrevista para hablar sobre cómo se forjó desde la universidad y cuáles son sus proyecciones es aún más difícil. No obstante, conversé con Fernando Chevarría, editor general de la revista América Economía .

 

-Fernando decidiste estudiar Comunicaciones y Publicidad. ¿De dónde salió el gusto por el periodismo?

De hecho, yo estudié contabilidad. Eso no lo saben muchas personas. El primer año no me gustó mucho y me observaba como una persona sentada en un escritorio y nada más. Yo quería salir a preguntar, reportear y me gustaba leer noticias.

-Sentías que querías salir a la calle a reportear y querer cubrir las noticias. ¿A pesar de esa percepción seguías estudiando contabilidad?

Decidí cambiarme a la carrera de Ciencias de la Comunicación y Publicidad.

-Cambiaste de carrera con el valor agregado de la publicidad. ¿Todavía no te quedaba claro lo del periodismo?

De hecho la publicidad forma parte de la carrera de Ciencias de la Comunicación. A mí siempre me gustó crear, innovar o tratar de producir algo que le sirva a la sociedad en general. Egresé a los 22 años de la Universidad de Lima en el año 1999 pero ya practicaba en lo que se refiere al periodismo.

LA PASIÓN

En el año 1998, Chevarría León ingresó a practicar a Radio Programas del Perú – RPP, donde se desempeñaba como asistente de producción y también participaba en el canal de la radio por la señal de Cable Mágico, hoy Movistar TV. Al finalizar ese año, Fernando ingresó a practicar al diario “El Comercio”, donde inició su carrera periodística como practicante en la sección “Deportes”.

 

-Desde que ingresaste a practicar y, posteriormente a trabajar en grandes medios de comunicación, ¿cuál fue la línea de carrera que realizaste?

Creo que en el diario tuve más funciones y comisiones, ya que trabajé en todas las secciones posibles y eso iba  formando mi experiencia como redactor. Nunca tuve problemas para cubrir las noticias y por eso también me desempeñé como editor de Comunicaciones.

-Por lo que escucho es que el contexto fue bueno y nunca “pagaste derecho de piso” cuando fuiste practicante. ¿Es difícil encontrar un buen ambiente laboral?

Creo que si pagué derecho de piso. Cuando uno es practicante, debe estar dispuesto a trabajar en feriados, fines de semanas y a cualquier hora. La noticia es constante y el periodista debe estar pendiente en cualquier momento. El practicante por el mismo hecho de su posición debería sentirse privilegiado de tener comisiones  y mejor aún si trabajan en un medio muy leído.

-¿Podría decirse que los practicantes de periodismo han perdido esas ganas por buscar la noticia y sólo cubren por obligación?

Creo que sí. Yo pertenezco a una escuela donde los redactores gozaban con cada comisión y trataban de conseguir la nota o las entrevista de alguna u otra manera. Ahora, hasta los practicantes te dicen: “ya trabajé mis 8 horas y merezco descansar”. Más parece una obligación que una satisfacción. Deberían entender que por jóvenes, deben aprovechar su condición  porque detrás de ellos, hay postulantes que vienen con una gran predisposición.

(Foto: Héctor Melgar )

También ha sido catedrático en el curso de Periodismo Financiero de la Universidad San Martín de Porres y por un periodo de casi 3 años, fue conductor del segmento Portal Financiero de Canal N.

-¿Es difícil ser editor de un medio tan grande y más aún, administrar tu tiempo para todas tus necesidades?

Yo creo que no es difícil, me parece que el editor tiene un puesto muy privilegiado, donde uno puede decidir qué puede hacer. Ya no escribo mucho pero cuando hay algún informe o entrevista con alguien muy importante, aprovecho mi condición y la hago (risas). Definitivamente, yo pasé por todos los cargos que puede tener un periodista y aún falta mucho por aprender.

-¿Sientes que has llegado al éxito?

Se podría decir que sí, porque si hablamos de América Economía respecto al cargo más alto, podría admitir que sí.

-¿Cuáles son tus proyecciones laborales?

Respecto al trabajo, quiero potenciar la edición de México, dado que observamos que la revista tiene que llegar al público de los diferentes países de América Latina para que estén satisfechos con el producto final.

 

El editor de América Economía, por la misma razón de su trabajo, ha logrado conocer buena parte del mundo. Le falta África. Comparte su tiempo con sus 3 hijos y su vida no ha sido nada fácil:  tuvo que hacer una línea de carrera desde practicante y su buena pluma le permitió alcanzar cargos muy altos como el que desempeña actualmente.

Fernando Chevarría, más allá de la seriedad y la línea que maneja por ser un editor económico, aún tiene tiempo para sus algunas distracciones y para su familia. Siempre tiene un café en la mano y no duda en decir las cosas con mucha claridad.

 

-¿Tienes algún pasatiempo o hobbies?

La verdad es que por el tiempo, ya no practico ningún deporte. Pero hago ejercicios todos los días a partir de las 7 de la mañana. Trato de hacerlo de manera continua sin importar el país en donde me encuentre.

.¿Quizá por el mismo hecho de los viajes, viajar sea uno de tus pasatiempos implícitos?

Definitivamente que es uno de mis pasatiempos y uno de los mejores, diría yo. Esa es una de las grandes recompensas que me ha dado el periodismo y no lo cambiaría por nada.