¿Fin del capitalismo?

PandemiaPolítica

FOTO: Freepik

Tanto como las modas retro, los discos vinilos, los clásicos literarios o remakes de películas icónicas, vuelve a resurgir el debate entre las esferas intelectuales de apocalípticos e integrados al sistema: Hablemos de la crisis del capitalismo.

Escribe: Manuel Pablo Salazar

VIH. Gripe española. Viruela. Peste bubónica. Las pandemias más nocivas de la historia. No ha pasado ni medio siglo de la última de ellas que, de remate, todavía no termina. Ahora ha surgido otra con menor índice de muertes, pero las hay, y es tan contagiosa como las anteriores. Lo peor: aún no se le encuentra cura. Siglo XVI. Entonces todavía no habían temeridades: la gente tenía miedo, y huía de la peste. Sevilla era la Nueva York de esos días, China no era pionera en dominar la infección, pero de su continente se temía su origen. Aún novicias en esto de las pandemias, las personas no se preguntaban si el sistema amasado con tanto cobijo pudiera irse para no volver más.

Al presente, podríamos llamarnos más experimentados, aunque seguimos cometiendo errores. ¿Crees que esta crisis es única? ¿Nunca ha pasado algo parecido en la historia? ¿Qué opinan sobre el supuesto fin del capitalismo entre derechas e izquierdas, si vale el adjetivo? ¿Cómo está respondiendo cada país y más aún, qué ha hecho el Perú al respecto? De esto tratará este reportaje en la siguiente edición de Punto Seguido. Solo esperemos que no cometamos el mismo error de nuestros antepasados: que la historia pase a ser historia.

¿Un debate, dices? Sí, algo sacado del baúl, pero que tiene la simpatía de seguir reluciente. Todo comenzó con una columna publicada en Russia Today por el filósofo (quizá el más popular) Slavoj Zizek. Si bien sus argumentos tienen ciertos puntos cuestionables, sirvió de buen eje, o como llave a ese baúl que ya mencionamos. Entonces, comenzó la riña entre toda clase de pensadores con un ordenador a la mano y el tiempo que a algunos les regaló la cuarentena.

A fines de los noventa, eran dos flancos, y no era difícil distinguir capitalistas de comunistas, pero los tiempos han cambiado, otros son los jugadores. Confrontamos a historiadores, pensadores y economistas para llevar a sus hogares un debate que se ha iniciado en las huestes de lo digital, cabría decir, ¿la otra cuna de lo viral?

No queremos ponernos trascendentales, tampoco mover mucho la balanza (una pluma cuenta), así que queda en sus manos: ¿cuántos más rounds quieren para este ring?