Fútbol femenino: El deporte rey olvida a su reina

DeportesSociedad

FOTO: Carla Redhead

Después de varias especulaciones acerca del regreso del fútbol profesional en Perú, el gobierno confirmó que ya se ha acordado la reactivación de la primera división masculina. Pero, ¿dónde quedan ellas?

Escribe: Gabriel Mejía

Perú se cataloga como un país inclusivo, pero esta afirmación no termina por tener validez hasta la fecha. El pasado 22 de mayo el mandatario Martín Vizcarra anunció el retorno del balompié profesional a pedido de la Federación Peruana de Fútbol, la cual presentó su protocolo de sanidad y fechas de posible reprogramación. Sin embargo, esta reanudación solo involucra a la máxima división de la categoría masculina, situación que despertó la polémica en el sector femenino que tuvo un último año bastante acertado e iba en ascenso.

Punto Seguido se comunicó con Nahomi Martinez, ex jugadora del club Sporting Cristal y seleccionada nacional, quien afirma que el panorama desarrollado en el circuito de mujeres es un golpe de realidad a diferencia del trato que se les brinda a los equipos de varones. “El fútbol femenino en Perú no es profesional. La verdad es que muchas de nosotras jugamos esta disciplina porque nos apasiona. Obviamente tenemos la intención de que en algún momento haya un acercamiento a lo que se da en el fútbol masculino, pero, por ejemplo, el simple hecho de no contar siquiera con un seguro de salud completo te demuestra que la brecha aun es bastante“, expresa la talentosa volante.

No obstante, esta injusticia no entiende de países. No muy lejano a lo que se vive en los principales torneos europeos, la federación de la liga española, competencia con más espectadores a nivel mundial, dio por cancelada la competencia de damas proclamando al FC Barcelona como su campeón a falta de ochos fechas. En contraste, la primera división masculina ya planea su vuelta para fines de junio, teniendo como una excusa la gran pérdida de dinero que significaría no completar el calendario restante.

Cindy Novoa, mediocampista del Club Universitario de Deportes y distinguida como la mejor jugadora del 2019, reconoció en sus redes sociales que se siente indignada por toda la situación actual, tanto por la suspensión perfecta de labores que aplicó su equipo para todo el plantel femenino como la indiferencia de las entidades con la competencia de damas. “No tenemos algo que nos respalde, pero nosotras nos sentimos profesionales en lo que hacemos, así no lo reconozcan y no nos valoren lo suficiente”, escribió en sus plataformas digitales.

Respecto al tema, Marisella Joya, ex seleccionada nacional y actual jugadora de UCV, indicó para Punto Seguido que esto no es un episodio del presente. “La verdad, recuerdo que en la épocas de los 2000 yo pensaba que en 10 o 15 años se podría lograr (la profesionalización). El fútbol femenino, lamentablemente, aún no logra ser profesional. Sin embargo, ahora ese objetivo ya no se siente tan lejano, pues hay mayor apoyo periodístico y visualización a través de las redes”, comenta la laureada de oro en los Juegos Bolivarianos 2005. Asimismo, Joya afirma que las mujeres que desean practicar esta disciplina tienen que entender que para ellas el camino aún es difícil y que dedicarse a ello implica un compromiso total.

Entonces, de qué igualdad se puede hablar. Entre los varios intentos por establecer una equivalencia laboral y de oportunidades entre géneros, el 7 de marzo, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) aprobó Plan Estratégico Multisectorial de Igualdad de Género, que tiene como objetivo reducir los índices de informalidad en el sector femenino. No obstante, parece inminente que la falta de reconocimiento a nivel profesional en pleno siglo XXI va a seguir por buen tiempo.