Genderless: ropa sin definición de géneros

modaSociedad

La moda ha regresado a su estado natural en el que funge como la extensión de la personalidad cumpliendo la función básica de vestir. Llámalo como quieras: andrógino, unisex o multigénero. Lo importante es dejar atrás expresiones como “Esto es masculino” y “Esto es femenino”, para dar paso a dos principales características: Libertad y Comodidad.

Escribe: Blanca Cornelio

Follow @PS_UPC

Camisetas grandes con gráficos, gabardinas, jerseys. Estampados psicodélicos, chaquetas acolchadas. Ropa con siluetas relajadas. Oversize. Modelos de ambos sexos vistiendo la misma ropa mientras ríen y posan. Así fue presentada la primera colección genderless de la diseñadora británica Stella McCartney en abril de este año. The Stella McCartney Shared ha abierto una ventana de difusión para que las grandes marcas apuesten por una moda más inclusiva. Sin embargo, esta no es la primera vez que aparece este término en la industria de la moda, pues, el esfuerzo que hacen tanto influencers como diseñadores para eliminar barreras entre masculino y femenino lleva ya un tiempo atrás.

Una vuelta al pasado

Aunque la tendencia genderless parece haber tomado mayor relevancia en estos últimos años sus inicios se sitúan al final de la Segunda Guerra Mundial con el icono de la moda: Coco Chanel. La famosa diseñadora luchó desde un inicio por desterrar las etiquetas de lo femenino y lo masculino. Si no fuera por su icónica creación de los pantalones marineros, las mujeres quizá seguirían vistiendo faldas y vestidos. Así como ella hubieron otros grandes diseñadores que le siguieron los pasos: Yves Saint Laurent o Calvin Clain.

Coco Chanel. Pionera en diseñar los pantalones cortos para mujeres. 

Nueva Actitud sin Prejuicios

Quizá ya te diste cuenta que lo unisex no es nada nuevo. Y quizá genderless sea otro término que se sume al andrógino para darle más relevancia a un movimiento que quiere establecer una nueva opción de vestir. Al parecer, el mercado de la industria textil está tomando una nueva actitud en cuanto a la hora de crear ropa refiere. Si damos una mirada a las redes sociales, así como a las personas que andan por las calles, nos daremos cuenta que abunda el uso de camisetas grandes, sastres de vestir, e incluso, el uso de colores como el rosa, el celeste, azul o negro ahora son compartidos. Por si fuera poco, diferentes figuras y celebridades, así como diseñadores, vendedores y hasta compradores están optando por consumir y producir ropa que no identifique al género de quien lo viste, si no a la personalidad de quien lleva la ropa.

Además, este movimiento está siendo respaldado por las nuevas generaciones en donde destacan celebridades como Jared Leto, Harry Styles, Ezra Miller, Pink y Lady Gaga.

No hace falta ir a Nueva York o las grandes capitales de la moda para ver de qué va esto. En Latinoamérica se hace presente tanto en colecciones pequeñas como en firmas de grandes diseñadores. En Chile, Bernardita Danús y Monserrat Góngora lograron vender un polo estampado con el lema “el amor no tiene género”, perteneciente a su primera colección de ropa genderless de su marca Omnia. En Argentina, la firma Kostume prefiere usar el término “multigénero” para referirse a ello, además, mencionan que a lo largo de los años se han dado cuenta que esto es un claro ejemplo de la evolución del consumidor. En Brasil, Fabio Costa; diseñador, fundador de Not Equal y ganador de Project Runway, ha creado majestuosas colecciones en donde destacan piezas drapeadas oversize – de gran tamaño- y trajes de sastres.

En Perú, aunque la industria de la moda es pequeña, existen diseñadores que están siguiendo este perfil de cambio. La diseñadora Soleil Cuellar, ganadora del premio grandes talentos del Lima Fashion Week 2017, creó una colección inspirada en el libro de Michael Foucault, “Los anormales”, en el que resaltaban enterizos monocromáticos y pantalones anchos. Además, es cofundadora junto con  Angie Terukina de Goyito y Lalito, una marca de ropa que pretende crear diseños random para diferentes personas sin importar su género u opción sexual. Asimismo, Sophia Lerner es creadora su marca homónima en la que plasma diseños minimalistas que acentúan bien a la silueta de ambos géneros. “Mi marca es experimental y artesanal, la cual busca expresar —a través de diferentes técnicas en mezclilla y algodón— las inestabilidades emocionales que todos tenemos, con una estética minimalista”, sostiene.

Sophia Lerner. Modelo saco azul con siluetas no marcadas y un estilo oversize

Bien dicen que la moda ha nacido para ser libre y corresponder al estilo personal de quien la viste. Encontrar un punto entre comodidad e identidad es tarea de quien elige la ropa, pero también de quien la diseña y vende. El consumidor de ahora está quitando importancia a las secciones que dividen los géneros, se está saltando esa valla y está siendo creador de una nueva moda revolucionaria. Una deconstrucción de la moda que se debe dar para bien, ha empezado.


Fuente: Vogue

Descubre más sobre la comunidad Genderless Kei en el siguiente enlace: