Gritos de horror ante las narices rojas

Periodismo

En lo últimos años, el cine ha ido transformando la figura dulce del payaso en un ser temible.

John Wayne Gacy, o más conocido como ‘Pogo’, es uno de los payasos asesinos más famosos en EEUU. (Foto: Wikimedia Commons)

Escribe: Vanessa Fernández
Follow @PS_UPC

La época de los circos ya está cerca y un payaso es infaltable en esta escena multicolor. Este personaje, que trasmite bondad y alegría, se ha ido convirtiendo a lo largo del tiempo en un ser oscuro y siniestro.  Esto ha dado paso a las personas a sentir un miedo excesivo hacia estos comediantes singulares, el cual es más conocido como la coulrofobia.

Algunas películas forman parte del recuento cinematográfico donde los payasos cobran un protagonismo aterrador. “Gacy, el payaso asesino”, donde el personaje se dedica a animar fiestas infantiles, pero a su vez es un ser maquiavélico que disfruta abusar de los infantes y asesinarlos convirtiéndose en un criminal en serie. También se encuentra “IT”, que tiene como protagonista a Pennywise, personalidad estrambótica que busca saciar su sed infantil por medio de torturas sádicas.

¿Debería continuar esta nueva representación despreciable de este personaje? Es una interrogante que más de uno se ha cuestionado sobre el tema. Un factor a favor, es dejar de lado la concepción de divertido para convertirlo en temible de manera que tenga más acogida con el público.  Por el contrario, un agente en contra es que lleva a la distorsión de la imagen del payaso y al aumento de personas que sufririán de coulrofobia, especialmente los niños.

Si quieres saber más sobre de que trata la coulrofobia. No te pierdas este viernes 28 de junio la edición n°80 de Punto Seguido en todos los campus de la UPC.