Hashtag ganamos todos

Economía

¿Se puede ganar una batalla de la que no se ha sido parte o en la que solo se te consideraba el premio? La guerra entre las empresas de telefonía móvil ha dejado heridos y un solo vencedor: nosotros, los clientes. ¿Cómo fue esto posible?

(Foto: Creative Commons)

Redacción: Mayte Cyriaco


Para nadie es un secreto que, cada vez son más las personas que se comunican a través de un celular. Las empresas de telefonía móvil crean estrategias para captar más clientes que la competencia y liderar el mercado. Al principio, el terreno de batalla estuvo ocupado por una sola tropa. Pero los tiempos han cambiado, si bien aún no tenemos un mercado tan competitivo como el de Colombia y Chile, las 5 empresas de telefonía móvil (telefónica, Claro, Entel, Viettel y Virgen Mobile) están dando una batalla feroz para dominar el mercado.

De acuerdo al número de servicios contratados hasta septiembre del 2016, según cifras de OSIPTEL (Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones), Telefónica domina el mercado con 47.2% de las líneas seguido por América Móvil – Claro con 32.2%, Entel con 12.7%, Viettel con 7.9% y Virgin Mobile con 0.06%.

Como solía decir el matemático y ganador del Premio Nobel John Nash “la competencia siempre produce un perdedor”. No obstante, en este caso ha ocurrido algo particular. Sí, al final del primer trimestre del año, ya hay quienes están heridos. Telefónica del Perú registró una disminución de sus ingresos del 8%, Claro reportó una baja de margen de EBITDA, un indicador financiero utilizado para el análisis de las empresas, de 18%. La más grande que ha tenido en los últimos 8 años y aunque Entel concentra la mayor cantidad de portaciones, según OSIPTEL, con 86 600 líneas móviles hasta marzo último, gracias a su estrategia comercial “Migra”, su operación aún permanece en rojo.

La opción de migrar de un operador a otro ha hecho que los clientes no se sientan atados a una empresa y decidan cambiarla ante la primera señal de ineficiencia o se vayan tras una oferta más conveniente.

(Fuente: OSIPTEL)

Las empresas, entonces, se han sumergido y enfrascado en una lucha feroz por mantener a sus clientes satisfechos y seducir a otros.

El 2016 supuso un reto para estas empresas, quienes pelearon contra ofertas agresivas ofreciendo acceso ilimitado a redes sociales, bonos, datos, posibilidad de acumular saldo dentro de un periodo establecido y un sin número de promociones por recargas mínimas de 5 y 10 soles. Promociones, que según telefónica, terminaron por rentabilizar más el saldo del usurario y disminuir el número de recargas. Y, este año, el Niño Costero trajo como consecuencias que se devolviera un número significativo de líneas postpago por quejas sobre la señal y una considerable reducción en las recargas para equipos prepago.

Sí, se ha dado una batalla fuerte y agresiva. Se han creado estrategias para lograr objetivos y se han captado clientes, en algunos casos menos de los que se han perdido. Pero nadie ha ganado, al menos ninguno de aquellos 5 competidores. Y es que si nos ponemos a sacar cuentas, los más beneficiados en esta guerra por usuarios han sido precisamente ellos, los usuarios, nosotros. Hashtag ganamos todos.