Idas y vueltas del Gobierno

GobiernoPerú

FOTO: Agencia Andina

La gestión de Martín Vizcarra respondió de manera oportuna al inicio de la pandemia mundial por el coronavirus, pero no estuvo exento de alguna que otra jugada no tan perfecta. En esta edición n°85 de Punto Seguido describimos las medidas del mandatario frente al virus.

Escribe: Marco Seminario

Si bien la cuarentena fue una estrategia adecuada ante el brote del covid-19 en el Perú, y luego se decretaron nuevas normas para mitigar las conglomeraciones o dar más flexibilidades a la población, varias no tuvieron el impacto deseado o la comunicación apropiada.

¿Qué tipo de obesidad?

Ante la inminente alza en las cifras de infectados, el Ministerio de Salud emitió una resolución ministerial donde, básicamente, se incluía a las personas mayores de 60 años y con un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 30 o más dentro del grupo con factor de riesgo. Es decir, trabajadores con obesidad debían mantener la cuarentena en sus domicilios.

Sin embargo, los gremios empresariales se quejaron. La razón era que si se seguía con la medida, por ejemplo, el 31% de la fuerza laboral del puerto del Callao se quedaría sin trabajar. Sumado a eso que el IMC especificado por el Minsa se consideraba de bajo riesgo, por lo cual hubiera dejado a muchas familias sin ingresos económicos. Por ello, la medida se modificó para trabajadores con dicho índice superior a 40, considerado de alto riesgo.

¿Y el decreto?

El 22 de mayo las miradas estaban en el presidente Martín Vizcarra, cuando anunció un Decreto Supremo que ampliaba el estado de emergencia hasta el 30 de junio. Noticias, análisis, hubo de todo frente a la medida, pero con la ironía de que se informaba sin el documento que no se publicó hasta el día siguiente.

Aunque suene anecdótico, la comunicación precisa del Gobierno en una pandemia es importante, por lo cual la ausencia de los detalles formales no tuvo una reacción positiva por parte de la población. Al final, el DS se subió a la red al día siguiente, pero luego de varios comentarios de por medio.

En sí, las imprecisiones o errores del Gobierno eran predecibles en un contexto diferente y nuevo para muchas personas. No obstante, es saludable reseñarlas para que se no cometan los mismos errores en la cuarentena focalizada iniciada el 1 de julio. Por ello, para conocer más de estas idas y vueltas, no se pierda el reportaje “Los dardos de Vizcarra” en la próxima edición n°85 de la revista Punto Seguido aquí, donde serán desarrolladas a detalle.