Intentos faranduleros en la política peruana

Tendencias

El cierre del Congreso nos daba la ilusión de elegir un parlamento nuevo. Luego de varias décadas de corrupción, había un aire de esperanza. Toda ilusión fue pasajera. El show del Congreso sigue, y ahora con personajes de la farándula.

Escribe: Dionne Comettant y Juan Manuel Saldaña

Marcando la pauta, Susy Díaz fue la primera en anunciar en abril de este año que volvería a disputar una curul para el Congreso. Y hay quienes aplauden su retorno. Al fin y al cabo trabajó más que muchos veteranos de la política. De 121 proyectos presentados, se aprobaron 32. Su hija, Flor Polo, apoya la moción, “acompañaré a mi madre en la campaña. Yo no descarto participar en política pero será más adelante. Me prepararé”.

Otra de las ex vedettes que han anunciado su participación en las elecciones para el Congreso es Monique Pardo. Ella tampoco es nueva en la cancha. En el 2016 coqueteó con la política en el partido que encabezaba Villarán. Ahora se arrepiente. “Yo me la creí. Pensé que Susana Villarán me quería y solo trataron de utilizarme”, señala Pardo. Además, advierte que trabajará para apoyar a los niños y ancianos. “Estoy viva por algo. Creo que ya es hora. Ahora que se avizora un camino limpio y sin ratas”, sentencia la reina del ‘Caramelo’. 

El trío se completa con el anuncio de ‘La Tigresa del Oriente’, quien promete regalar la tercera parte de su sueldo de llegar a ocupar una curul. Al igual que Monique Pardo, la interprete de ‘Israel’ se enfocará en los niños y ancianos. Además, peleará por los derechos de las personas con discapacidad. Hasta el momento, parece que llevará la camiseta de ‘Vamos Perú’.

En este show político no podría faltar el comico y sonero ‘Melcochita’, quien no pierde oportunidad para meterse en el montón. Entre los temas que el artista propondría sería que las combis ya no circulen por Lima, sino buses con mayor capacidad para las personas. Sobre la seguridad ciudadana, Villanueva plantearía en proyectos de ley que haya menos policías, y salgan a las calles para combatir a los delincuentes. Para estar en la onda, propondría una iniciativa como la pena de muerte.

Queda preguntarse si el futuro político del país será mejor o peor.