Irresponsabilidad sexual

SaludSociedad

Focos clandestinos, todos los locales se encontraban en condiciones insalubres (Foto: Freepik)

La conducta sexual de los peruanos parece no conocer barreras. Decenas de personas han evadido el distanciamiento social para acudir a hostales y prostíbulos a lo largo de la cuarentena. ¿Cómo es posible que se arriesgue la vida por unas horas de placer? 

Escribe: Sara Camacho

En una misma noche, a fines de mayo, efectivos policiales intervinieron a 60 personas en tres hostales de Los Olivos. En otro caso, se dio a conocer que los detenidos llevaron sus propias sábanas a este establecimiento. “Soy precavido”, comentó uno de ellos, después de ser captado infringiendo la cuarentena. Y, en un trágico desenlace, Jannette Mallqui, deportista nacional de Lucha, fue asesinada en un hospedaje del Callao. Ella se convirtió en la decimosegunda víctima de feminicidios en esta cuarentena.

Según el Decano Nacional del Colegio de Sociólogos del Perú, Eduardo Arroyo, las personas que van a hostales y prostíbulos en medio del aislamiento demuestran un comportamiento histeroide. Esto quiere decir que demandan constante de atención, siempre en la búsqueda de aceptación. Por ello, se llega a altos niveles de irresponsabilidad pues, literalmente, se están jugando la vida como en la ruleta rusa. Y, por supuesto, evidencian su desinformación y descontrol con respecto a sus emociones y urgencias físicas.

“Es ridículo, anormal, disfuncional, pensar que una prostituta va a ‘hacer el amor’ con mascarilla,” agrega Arroyo. Era absurdo imaginar realizar actividades sexuales con este elemento; sin embargo, en un estudio de investigadores de la Universidad de Harvard, se recomienda que sí: se debe tener relaciones sexuales con mascarilla. Esto, por supuesto, es para los escenarios más arriesgados, como es involucrarse con alguien con quien no se está llevando la cuarentena. Además, se debería evitar besarse, contacto oral-anal y cualquier acto que implique orina o semen. Es importante el baño antes y después y la limpieza del lugar utilizado.

En el Perú no se cumple esta herramienta de prevención del coronavirus en prostíbulos ni hostales no autorizados. En todos los allanamientos realizados por la policía a estos espacios ilegales no se encontró medida alguna de protección ante la covid por parte de los locales. El Mincetur estableció un protocolo sanitario que hoteles, de 1 a 5 estrellas, deben cumplir para reabrir sus puertas. Las disposiciones consisten en la limpieza ardua de todas las áreas de los recintos comerciales: lobby, escaleras, pasadizos, seguridad, lavandería, housekeeping, ascensores, almacenes y administración. Sin embargo, tal lineamiento es válido para locales categorizados; es decir, establecimiento debidamente formalizados.

A pesar de la censura que puede existir con respecto al sexo en la cultura peruana, hoy en día se presencia una abertura gracias al desarrollo generacional. No obstante, ello no debería significar la ausencia de responsabilidades que implican el goce de una sexualidad plena. Siempre existe la opción de abstinencia, pero, ante una realidad contraria, ya que los humanos son seres sexuales, lo más recomendable es quedarse en casa y autosatisfacerse.