Jorge Sampaoli y su camino a la gloria

DeportesFútbol

‘El Hombrecito’ dio un ascenso vertiginoso en una sufrida y peleada carrera. El otrora D.T. del ‘Bolo’ ahora es el flamante entrenador de la selección argentina. 

(Foto/ Getty Images)

Redacción: Estefano Matta Garratt


Jorge Sampaoli es la viva muestra de que la perseverancia te puede llevar al éxito. Su carrera como futbolista se truncó prematuramente, pero nunca decidió dejar el fútbol.

En el inicio de su carrera, dirigió pequeños equipos de Rosario en Argentina y, en el 2002, el destino lo trajo a Perú. El Juan Aurich fue su primer equipo en nuestro país.

Un año después, en el 2003, dirigió a Sport Boys. ‘El Hombrecito’ trabajaba en el Callao por 2500 dólares, los cuales debía repartir entre todo su comando técnico. Hasta, en una oportunidad, tuvo que pernoctar en una estación de bomberos en La Punta por la falta de recursos para alquilar una habitación.

A Sampaoli, sin duda, lo recuerdan más en Tacna. Su paso por el Coronel Bolognesi por los años 2004 al 2006 le otorgaron cierto prestigio dentro del medio peruano.

Después de lograr campañas destacadas con la escuadra sureña, recayó en Sporting Cristal en el 2007. Pero, aquí, la suerte no estuvo de su lado: el equipo no cumplió los objetivos trazados y tuvo algunos roces con referentes del plantel ‘rimense’.

En la segunda mitad del 2007, llegó al país que ahora lo tiene en lo más alto casi como un ídolo: Chile. O’Higgins fue su primer equipo y, con él, duró hasta el 2009.

En el 2010, tuvo una gran temporada con el Emelec de Ecuador y este paso le abrió una ventana a nivel continental.

La Universidad de Chile reconoció su trabajo y lo contrató como director técnico en el 2011. En este club, obtuvo la Copa Sudamericana (2011), los títulos nacionales del torneo chileno (2011 y 2012) y la Copa de Chile (2012).

Este exitosa labor en Santiago de Chile lo llevó a la selección mayor chilena. Pese a que la valla estaba muy alta porque su predecesor, Marcelo Bielsa, había llevado a Chile a un mundial después de varios años, Jorge Sampaoli no tuvo problemas en repetir la hazaña y, con un estilo de juego estupendo a ras del suelo y presión alta, puso a Chile en otro mundial de manera consecutiva. Además, por si fuera poco, se coronó campeón de la Copa América en el 2015 con la ‘Estrella Solitaria’. Este fue el primer título continental de los ‘mapochinos’ que aprovecharon al máximo su localía.

Ya en vitrina como un entrenador de élite, el año pasado (2016) firmó para dirigir al Sevilla de España. En este equipo llegó hasta los Cuartos de Final de la Champions League y terminó en la 4ta posición de la liga española, clasificándose a la próxima Champions. Su despedida no fue la mejor en cuanto a la relación con los hinchas que se sintieron abandonados por Sampaoli. El argentino atendió el llamado de su país para ser su nuevo DT. Por ello, manifestó que no se iba a otro club, sino que iba a dirigir a la selección argentina en un momento clave de las Eliminatorias. “Dejo el Sevilla porque mi país me necesita y yo tengo que estar”, fueron las palabras del menudo entrenador.

Ahora su nuevo reto es dirigir a Messi y compañía. Desde su inicio, ya generó mucho por comentar. Y es que dejó fuera de la convocatoria a Agüero y prefirió a Icardi. De ganar 2500 dólares en Perú, la AFA deberá desembolsar 1,5 millones de euros para sacar a Jorge de Sevilla. La próxima fecha FIFA de amistosos verá a Jorge Sampaoli en el banco ‘albiceleste’.