La donación de sangre y plaquetas en crisis

Salud

El proceso completo de la donación de sangre tiene una duración de 30 minutos como máximo. Foto: Getty images

A pesar de las constantes convocatorias por parte del Ministerio de Salud, el temor a un posible contagio de coronavirus ha hecho que la cantidad de donantes voluntarios disminuya considerablemente.

Escribe: Natalia Ortiz

Las largas filas de voluntarios para donar sangre y plaquetas, ya no existen. Con la crisis sanitaria actual, muchas personas dejaron de ir a los centros de salud para donar a los enfermos de cáncer y a los pacientes que padecen del nuevo coronavirus. A pesar de ello, aún hay donantes que arriesgan su vida para ayudar a quienes más lo necesitan.

Los días pasan y el temor por el nuevo virus aumenta, los voluntarios que antes iba a donar sangre y plaquetas, dejaron de hacerlo, ya que consideran que los bancos de sangre ubicados en los hospitales, son grandes focos de infección. Luis Arrieta es un donante activo de plaquetas y sangre de 56 años de edad. Él empezó a realizar esta labor desde los 24 años y a pesar de la pandemia, sigue ayudando a los pacientes del Hospital del Niño.

“Imagina que tu papá o hermano fuese el que necesitara sangre, quisieras que los demás te ayuden ¿no?”, comenta Arrieta, quien también incentiva a la donación de sangre desde sus redes. “Ahora estoy donando más plaquetas, el Hospital del Niño tiene un servicio especial para los que donan este componente de la sangre. Me recoge una movilidad, dono y me llevan a casa”, añade.

Los protocolos de bioseguridad para las personas que desean donar en este Hospital son muy rigurosas. La salud del donante va primero y así lo afirma Arrieta, quien durante la cuarentena va donando más de 3 veces plaquetas a los niños con cáncer (leucemia) del centro de salud. “El mismo Hospital del Niño realiza dona móvil, esta movilidad va a un distrito y puedes donar sin necesidad de ir al mismo centro médico. Las fechas son publicadas en su página de facebook” comenta el donante activo.

Así como Luis Arrieta, Ana Oblea es otra donante activa de sangre y plaquetas de tan solo 30 años y hace dos años empezó su labor como donante. “Últimamente he donado más plaquetas porque las requieren los niños con cáncer del hospital”, manifiesta. Hasta la fecha ella se ha dirigido al Hospital del Niño más de dos veces para donar plaquetas en medio del estado de emergencia por el COVID-19.

Cabe resaltar que los más afectados por esta pandemia no solo son los contagiados por este nuevo virus, sino también los pacientes de las áreas oncológicas de los hospitales, como las personas que padecen leucemia y otras enfermedades que necesitan la constante transfusión de sangre y plaquetas.

Si quieres informarte más sobre la donación de sangre, saber cuál es el proceso, los mitos y más. No te pierdas la edición número 85 de la revista Punto Seguido.