LA ESTERILIZACIÓN REDUCE LA POBLACIÓN ANIMAL URBANA HASTA EN 84%

perros

 Los congresistas Alberto de Belaunde y Marisa Glave, junto al colectivo Coalición por los Animales, presentaron un proyecto de ley que promueve la esterilización a los animales como política de salud pública. 

El proyecto designa al MINSA como ente rector que distribuirá las dosis

El proyecto designa al MINSA como ente rector que distribuirá las dosis                                                                       Foto: Andina.pe

Escribe: Sebastián Meza

Hay 1.1 millones de perros sin hogar y 1 millón de gatos en la misma situación aproximadamente, calcula la Coalición por los Animales (COLPA), colectivo que reúne a diez organizaciones de protección animal legalmente constituidas. La abundancia de canes y felinos en las calles genera riesgos en la salud pública; ya que, debido a la falta de vacunas en los animales y las situaciones deplorables en las que viven, la sobrepoblación de animales puede repercutir en la zoonosis. Se considera zoonosis a cualquier enfermedad que es transmitida desde animales vertebrados a seres humanos. El virus más conocido de esta categoría es la rabia. 

Diferentes provincias del Perú han tomado medidas para contrarrestar la transmisión de enfermedades zoonoticas. En Socabaya, Arequipa, el exalcalde Alexi Rivera fue denunciado por activistas por los derechos animales de promover la matanza de perros y gatos abandonados en la calle. Otro caso es el de Puno, lugar donde persiste la rabia por más de 20 años, según Iván Vargas, especialista del Grupo Temático de Vigilancia de Zoonosis del CDC Perú, que fue entrevistado por la Agencia Andina. La mantención de esta enfermedad continúa a pesar de que, en 2013, las autoridades municipales ordenaran el sacrificio a los perros callejeros.

Estudios demuestran que la esterilización es más efectiva que la matanza a los animales callejeros. En Chicago, el centro de estudios científico Spehar and Wolf, realizó un estudio sobre los programas de esterilización hechos a gatos de la calle, entre el 2007 y 2016. Tomaron en cuenta el mayor pico poblacional de la ciudad, y dieron con que la población gatuna se redujo hasta en un 84%. Otro ejemplo es Holanda, que, en 2016, mediante un plan de esterilización, seguido de concientización, leyes, multas e impuestos, ha logrado ser el primer país sin perros callejeros. 

Para enfrentar el problema en el Perú, Teresa Torres y Diana Flores, activistas por los derechos de los animales, junto a Coalición por los Animales (COLPA), presentaron un proyecto como borrador a los congresistas Alberto de Belaunde, perteneciente a la Bancada Liberal y a Marisa Glave, de la Bancada Nuevo Perú. Ambos apoyaron la idea y, el pasado 20 de agosto presentaron un proyecto de ley que busca incorporar la esterilización de perros y gatos como parte de la política nacional de salud pública. 

El proyecto de ley establece la esterilización como el método principal en los programas de salud pública para el control del crecimiento poblacional de perros y gatos, y complementario a la vacunación en los programas de prevención y control de las enfermedades zoonoticas. El proceso alcanza a todos los perros y gatos con dueño o sin hogar en el Perú. 

Además, exige el compromiso no solo entidades públicas y privadas, sino también de los ciudadanos, para que comiencen a tomar conciencia sobre el maltrato animal. Sobre ello, Marien Francia, fundadora del albergue “Los Peques” en Jicamarca, opina que no existe en el Perú una cultura que respete a los animales. “En las campañas que hemos realizado en San Juan de Lurigancho, las personas me dicen que los perros se crían bien en la calle con sopa de pellejos”, comenta. Al respecto, Heidi Paiva, vocera de Coalición por los Animales, detalló: “La demanda social está contemplada en el proyecto. Toda persona que cuente con una mascota tiene el deber de esterilizarlo en caso de no contar con las condiciones óptimas para su crecimiento. Así se evita la sobrepoblación”.