La feria agropecuaria que nos llevó a Alemania

CulturaEcología

La tendencia eco-friendly no solo está promoviendo una nutrición más sostenible y consciente, también visibiliza a pequeños productores peruanos que buscan valorizar los alimentos naturales de nuestra tierra en el extranjero.

Gran acogida en esta edición Limeña 2018. (Fotografía: Andrea Mena)

Redacción: Andrea Mena

Bañada de color verde, la tarde del 24 de agosto estuvo repleta de comida deliciosa, orgánica y artesanal.42 organizaciones participaron en “De la Chacra a la Olla”, feria impulsada por el Ministerio de Agricultura y Riego alrededor del Perú. Esta vez fue el turno de Lima, donde se celebró a los más de 200 elementos agropecuarios originarios de 14 regiones del país y se brindó una vitrina comercial para el sector.

“Mi objetivo siempre es recodarle a la gente la importancia de los insumos naturales, lo positivos que son para su cuerpo y mente”, comentó Carmen Silva, quien es integrante de ‘Grapsta’, una organización natural de Huánuco especializada en la elaboración de alimentos orgánicos. Cada vez la plataforma en la que se encuentran se amplía más. Cada vez más ferias y más interesados. Además, reconoció la importancia de la presencia juvenil en esta clase de eventos, ya que son el público objetivo al que, gracias a la tendencia del consumo saludable, están apuntando las muestras de esta naturaleza.

‘Grapsta’, claro ejemplo del crecimiento de grupos agrícolas peruanos, está próximo a abrir sus puertas a comerciantes extranjeros. Carmen nos contó cómo sus alimentos artesanales impresionaron a un grupo de jóvenes españolas que visitaron la feria. La Sangre de Grado, elemento natural de Suramérica, ahora será adquirido de su organización como humectante natural y enviado directamente al mercado alemán. Esto se logró gracias a la visibilidad que ferias agropecuarias –como esta– les brindan a pequeñas asociaciones como de la que es parte.

Alimentos listos para erradicar males desde la raíz. (Fotografía: Andrea Mena)