La huella del terror en Barcelona

Internacional

Ha pasado una semana desde el atentado ocurrido en Barcelona. Este suceso revela el mecanismo que el Estado Islámico emplea: el nuevo terrorismo low cost. Además, desvela las discrepancias entre la Generalitat de Cataluña y el Gobierno de España. Punto Seguido conversó con David López Frías, periodista de El Español, quien tuvo la exclusiva de que los miembros de la célula yihadista querían atacar El Templo Expiatorio de la Sagrada Familia. 

David López, periodista de El Español (Foto: Cortesía)

Heidi Pinedo

Barcelona intenta salir  adelante. Han pasado días desde que uno de los atentados más violentos para la comunidad catalana vistiera de negro su ciudad. David López Frías, periodista de El Español, fue el primero en tener el dato de que los terroristas tenían planeado explotar la Basílica Sagrada Familia: “No todos los días se tiene una exclusiva mundial”. La investigación tenía que ser manejada con cuidado: “Dar una información errónea puede ser tu tumba periodística, más con una noticia sensible como esta”. Tuvo que tomar decisiones y actuar. Su fuente filtró ese dato, y él decidió junto con sus directores periodísticos seguir adelante: “Se trata de filtrar e hilar muy fino. Puden acusarte de alarmista o amarillista”. En tan poco tiempo, David tomó la decisión correcta: informar con la verdad.

 

¿A partir de este atentado terrorista ocurrido en Barcelona, el gobierno de Mariano Rajoy podrá unir lazos con la Generalitat (Generalidad de Cataluña) de Carles Puigdemont, y con el líder Artur Mas?

Todo lo contrario, está sirviendo para desunir más y para provocar más conflicto. Por ejemplo, acá la Policía Nacional Española no está, tampoco la Guardia Civil Española. Aquí manda la Policía Autonómica Catalana (Mossos d’Esquadra) y han habido acusaciones cruzadas entre la policía catalana y la española: “si nos hubieras dejado colaborar más no hubiese pasado, o si nos hubieras dado información esto no hubiera sucedido”. Hay conflicto a un nivel bajo entre policías y un nivel más arriba entre políticos. Otro dato es que la policía catalana no pertenece a la Europol, porque no son un país, por ende no tienen acceso a esa base de datos. La policía española no ha querido compartir información con la policía catalana, y además se niegan a que forme parte de la Europol. Eso está recrudeciendo el conflicto. No ha servido para unir lazos, cada uno está instrumentalizando el atentado para su propio beneficio.

En una entrevista para el diario El Comercio (Perú), la escritora italiana experta en yihadismo, Loretta Napoleoni dijo: “El enemigo [terroristas] ya no viene desde afuera, sino que está dentro”, ¿qué opinas?

Sin lugar a dudas. De hecho de los terroristas que han atentado en Barcelona, uno ya es nacido en Cataluña, y los demás llegaron muy pequeños. Son gente que realmente es de aquí -España-. No sirve para nada cerrar fronteras, dejar de acoger refugiados o algún tipo de control migratorio. Radicalizarse ahora es muy fácil, y es muy sencillo en redes sociales. Cualquier niño de origen marroquí tiene muy fácil radicalizarse. El terrorista ya no viene de afuera. Las guerras del siglo XXI son diferentes. Concretamente la del terrorismo donde un lobo solitario puede hacer un destrozo importante y muchas veces son personas que se han criado aquí. Es una cuestión de incidir en el tema de educación, que se regularicen las mezquitas, que se regularice la profesión de imán. Estamos en el siglo XXI y hay niños que están muriendo por una pseudo religión.

¿Cómo debería actuar el gobierno español frente a la llegada de estos extremistas?

Es muy difícil saber cómo actuar. La radicalización se lleva en casa, en tu propia habitación delante de tu ordenador. No hace falta viajar a Siria, a Irak o ir a Afganistán. Ahora un soldado, como se autodenominan ellos, puede convertirse en soldado delante del ordenador viendo una serie de consignas que le llegan por internet, por las redes sociales, viendo videos de ISIS (siglas en inglés del Estado Islámico) que están muy bien editados.  Estos chicos lo que tienen es un problema de desarraigo. No están integrados a la sociedad española porque son “moros”, son de afuera. Hay un poco de estigma racial y hay prejuicios. No se sienten españoles, y tampoco se sienten marroquíes porque muchos han nacido en España. Entonces hay un problema de desarraigo, y siempre va a existir. El gobierno debería darle algún tipo de impulso a estos chicos para integrarlos. La solución está en la educación y hacerles saber son tan españoles como los demás y que la yihad los va a llevar a la muerte y a ser peones de una guerra donde no pintan nada. Aunque cortes las entradas en España, o quieras poner muros como Donald Trump, da igual porque el 90% de los que se están radicalizando son personas que llevan mucho tiempo aquí.

¿Estamos frente al renacimiento de un yihadismo extremista en España -recordemos el atentado del 11m-?

Yo no sé si hay un repunte o no. En estos últimos años han habido muchas detenciones, sobre todo en Cataluña, de yihadistas o de gente que colaboraba con ISIS. No ha bajado nunca. Ha estado debajo de la alfombra. La actividad yihadista siempre se ha mantenido aquí en España, de hecho el imán tenía relación con otros yihadistas. Al final se trata de una cuestión de visibilidad, lo que ocurre es que ahora se ha materializado.

Ahora, con la publicación del video del ISIS hablando por primera vez en español y atacando a España, ¿ya no están tan debajo de la alfombra? Tal vez ahora sí lo vean.

Ahora sí que se va a ver. El mensaje en español lo que les ha dado es más visibilidad, que es lo que quieren desde ISIS. Aquí no llegan los mensajes del Estado Islámico salvo a la gente que se está radicalizando. En cambio este ha salido por las noticias. Ahora el EI tiene un papel fundamental en la actualidad española.

Estas son las víctimas del atentado ocurrido en Barcelona

¿Este ataque podria desencadenar una crisis xenófoba frente a los musulmanes en España y Europa?

España no es un país racista. Aquí se han construido muchas mezquitas, la población musulmana es enorme. Otra cosa es que haya gente con prejuicios. Más allá de que la extrema utilice esto como argumento, yo creo que no va a haber peleas entre españoles y marroquíes.

Se sabe que ahora el ISIS contacta a los llamados “lobos solitarios” por plataformas virtuales, en ese sentido, ¿cuál es la importancia de las redes sociales y el internet para el yihadismo?

Es capital fundamental para ellos. Gran parte de este terrorismo low cost está vertebrado en eso, en lo rápido que se mueve la información en las redes sociales.Tú, desde el corazón del Estado Islámico, puedes estar adoctrinando a un joven que vive en los suburbios de Barcelona sin que sus padres sospechen nada. Luego, está la iconografía, la simbología. El ISIS domina la propaganda como lo hacían los Nazis. Tienen simbología muy atractiva para jóvenes. Para gente que tiene predisposición a ser violento es atractivo encontrar un video donde le cortan la cabeza a un tipo en nombre de algo, de una bandera, de un Dios. Terner una causa es muy importante. Todo esto se ve por internet, y para ellos cuesta poco dinero. Antes, era necesario mandar emisarios, pagarles el viaje, llevarte a una persona a entrenar a un campo en Afganistán durante un tiempo. Ahora no. Ahora le lavas la cabeza a alguien por internet, le das 60 euros para que alquile una furgoneta y te atropella a 100 personas y ha montado un atentado mundial. La importancia de este elemento es fundamental.

¿Qué medidas de seguridad deberán tomar los Gobiernos para enfrentar estas nuevas tácticas “low cost” del terrorismo?

Lo que provoca el low cost es que hace al terrorismo indetectable. No hace falta gastar dinero en Kalashnikóv, ni en bombas muy caras. Ahora las bombas son caseras y el proyectil es una furgoneta que te la alquilan por 50-60 euros. Los chicos no cobran. Son gente muy dúctil y es muy fácil manipular su cerebro. No es necesario grandes inversiones. Es un terrorismo que economiza el número de soldados que emplea porque una sola persona puede montar un atentado mundial casi sin dinero. Creo que la solución pasa por atajar ese mensaje. No puedes dejar de vender cuchillos y hachas, no puedes prohibir el butano o la acetona. En ese sentido es imposible. Atacas a la base y consigues que una generación entera rechace ese mensaje desde la educación e integración. Todo lo demás es en vano.

¿El ISIS la tiene más fácil que el monstruo de Al Qaeda?

Es que Al Qaeda es diferente en ese sentido. Es una organización terrorista perfectamente estructurada y jerarquizada con una financiación muy concreta que se sabe de donde viene. Ese terrorismo es caro, porque necesitas formar gente, pagar viajes a diferentes campos de entrenamiento. El caso de ISIS es diferente. Es mucho más low cost. Coge una furgoneta, atropella gente y hazlo en nombre de Alá porque nosotros te lo decimos. Es  indetectable, y un persona puede volverse en protagonista mundial porque atropella a una multitud. Esto es innovar dentro del terrorismo, es innovar. Son personas que están inventando. Al Qaeda no lo hizo. Lo de ISIS es improvisado, pero muy efectista siempre.

LAS ESTREGIAS VIRTUALES DEL ESTADO ISLÁMICO

El analista internacional, Giacomo Ugarelli, explica cuáles son las estrategias que utiliza el ISIS en las redes sociales para reclutar a sus soldados, más conocidos como los “lobos solitarios”.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar