La magia del museo

Cultura

En el Perú, pocos hablan de él, pero en el mundo solo pueden admirar su calidad. Punto Seguido se introdujo en el Museo Larco para conocer su historia y por qué es uno de los mejor ranqueados a nivel internacional.

El Museo Larco cuenta con una colección de 45 000 piezas arqueológicas que explican la evolución de las diferentes civilizaciones peruanas hasta la aparición del Imperio de los Incas. (Foto: Museo Larco)

Redacción: Andrea Hanspach

El recinto, como muchos de los que existen en Lima, cuenta con poca afluencia de visitantes y no ostenta los flujos de tránsito de galerías y exposiciones de las grandes ciudades. Pero según Trip Advisor, sus salas tienen un altísimo nivel de satisfacción y han alcanzado el 97% de votos que los califican como ‘Excelente’. Esta reciente encuesta posiciona al Larco en el número 22 de la lista de los mejores museos del mundo.

Todo comenzó en 1901, el mismo año de nacimiento de su fundador, Rafael Larco Hoyle, un arqueólogo e investigador peruano cuyo principal motor eran las culturas precolombinas del Perú. “Mi bisabuelo se fue a vivir a Estados Unidos a los 10 años. Cuando regresó al Perú, en 1923, había vivido más de la mitad de su vida fuera, por lo que desarrolló un profundo interés por lo nuestro”, nos cuenta su nieto, Andrés Álvarez Calderón.

Ya asentado en Lima, Larco Hoyle fundaría su museo en la Hacienda Virreinal de Chiclín, Trujillo, en 1926, motivado por su tío, Víctor Larco Herrera, quien creía que la colección de su sobrino merecía conservarse en un lugar especial. Dos décadas más tarde, se trasladaría a Lima, junto a su querido museo. Lo que había comenzado con 3 mil piezas, rápidamente ya superaba las 10 mil. Hoy, 94 años después de su fundación, esta cifra llega a las 70 mil piezas y a uno de los niveles de satisfacción más altos del mundo.

El Museo Larco se codea con los mejores del mundo:

El Museo Metropolitano de Arte: inaugurado en 1872 en Nueva York, hoy es el más grande y visitado de esta ciudad.

El Museo Louvre: ubicado en el antiguo palacio real del Louvre en París, es el museo nacional de Francia y está considerado como uno de los mejores del mundo.

El Museo del Prado: en Madrid, es singularmente rico en cuadros de maestros europeos de los siglos XVI al XIX.  

El Museo de Orsay: situado en el antiguo edificio de la estación ferroviaria de Orsay en París, es una pinacoteca que se dedica a las artes plásticas del siglo XIX.

El Museo del Patrimonio Nacional y Palacio de Invierno: localizado en San Petersburgo, Rusia, es una de las mayores pinacotecas y museos de antigüedades del mundo.

 

Sigue leyendo esta historia en nuestra revista Punto Seguido. ¡Solo faltan dos días!