La responsabilidad recae sobre cada uno de nosotros

PolíticaSalud

Foto: Instituto Nacional de Salud del Niño

El epidemiólogo Luis Suárez Ognio explica los cuidados y posibles consecuencias de la reactivación económica dictada por el Poder Ejecutivo.

Escribe: Leo Aguayo

Dentro de las medidas que se están planteando en esta nueva etapa del confinamiento se encuentra la reactivación de algunos rubros económicos tales como lavanderías, peluquerías, calzado, gasfitería y otros; sin embargo, estos solo podrían funcionar bajo la modalidad de delivery o atención a domicilio. Las últimas modificaciones por parte del equipo del Martín Vizcarra han sido celebradas por quienes ya deseaban volver a sus labores; por otro lado, hay quienes tienen temor que se propicie una nueva ola de contagios. El equipo de Punto Seguido conversó con el experto en epidemiología, Luis Suárez Ognio, para conocer las consecuencias sobre la salud que podría darse a partir de esta flexibilidad laboral y qué cuidados se debe tener cuando se contrata uno de los servicios reactivados.

“El confinamiento se da para que exista la menor posibilidad de contagio que, en el caso del CoViD-19, se transmite de persona a persona y a través del aire”, menciona Suárez respecto a las medidas que se tomaron previas a la modificación del último viernes. Con estos cambios, un mayor número de personas van a estar en simultaneo en las calles, los servicios de transporte y los lugares de trabajo. Es indispensable que los trabajadores sigan con rigurosidad las medidas de protección, pero es aún más importante es que respeten las medidas de prevención. ¿Qué quiere decir esto? El epidemiólogo explica que vamos a tener que cambiar ciertas malas costumbres que teníamos antes de la pandemia, como la de ir a trabajar estando enfermos. Menciona que era común que las personas acudan a las oficinas estando resfriados o con un malestar leve; sin embargo, en estas circunstancias, eso significaría poner en peligro de contagio de coronavirus a todo su entorno. Además, recalca, que hacerse las pruebas de descarte de CoViD-19 como garantía no serían determinantes, ya que estas tienen un margen de error muy alto: “las llamadas pruebas rápidas, recién podrían detectar el virus a partir de la segunda o tercera semana; mientras que la prueba molecular solo detecta el virus en la primera semana, luego su eficacia disminuye. Aún en ambas circunstancias, la certeza de que la prueba no falle, en el mejor de los casos, es de 70%, por lo que hay un alto porcentaje que estaría como falso negativo”, anuncia Suarez respecto a uno de los protocolos que se establecieron para que los negocios empiecen a funcionar.

Si es que una persona necesita los servicios de un técnico en su hogar, las medidas de prevención son muy similares a las que tiene uno en la calle: “No es necesario que vaya con un traje de cuerpo completo, pero sí que mantenga el distanciamiento físico, aún dentro de la casa. El uso de mascarilla debe ser permanente en todos, tanto del técnico como de la familia que lo está contratando. El trabajador y la familia deben cuidarse mutuamente de no contagiarse”, menciona el Dr. Suárez. Solo cumpliendo estrictamente los protocolos de seguridad es como la posibilidad de contagio será mínima y recurrir a estos servicios deben ser para casos muy urgentes, ya que el virus es altamente contagioso ante el menor descuido. Suárez también menciona, que, en el caso de tener un integrante del hogar vulnerable a contagio, como ancianos o enfermos, esta persona tendrá que estar totalmente aislada cuando el trabajador esté ahí.

El Dr. Luis Suárez Ognio, reflexiona sobre estas nuevas medidas del estado de emergencia y los datos que arrojan las evaluaciones diarias del Ministerio de Salud (MINSA): “el levantamiento de la cuarentena tiene que darse cuando la tasa de contagiados se ha reducido significativamente, porque si se levanta muy pronto, el riesgo de un rebrote es alto y vamos a retroceder en el aplanamiento de la curva”. En el Perú, según los datos actualizados por el MINSA al 28 de mayo, hay más de 141 mil casos confirmados y 4099 fallecidos; por lo que nos ubica en segundo lugar a nivel Latinoamérica, solo detrás de Brasil. Luis Suárez apela a la responsabilidad de cada ciudadano para poder cuidarse a sí mismo y cuidar a los demás en esta nueva etapa de la pandemia.