La salud mental en el olvido, un drama del que no se habla en Perú

SaludSociedad

Redacción y video: Katherine Campos, Natalia Tamariz y Wynnie Valdivia

La situación de los pacientes psiquiátricos abandonados en los hospitales de Lima

El 25% de las personas adolece de algún problema de salud mental que les genera alguna dificultad ya sea en su entorno familiar, estudios, vida personal, entre otros según la Organización Mundial de la Salud.  Los principales problemas de salud mental de nuestro país son los de trastorno de personalidad o problemas blandos: depresión, ansiedad, violencia psicológica, conflictos familiares o interpersonales como lo asegura Luis Vílchez Salcedo, jefe de la oficina de docencia e investigación en el Larco Herrera y jefe de la unidad funcional de salud mental comunitaria.

“El gran número de personas no entiende que los problemas de salud mental también generan discapacidad, no es una cuestión enteramente física como no ver o escuchar”, afirma Luis Vílchez.

Sin embargo, muchas personas creen que el mejor tratamiento para cualquier problema psicológico o psiquiátrico es el internamiento, pero existen medicinas o terapias como solución. “La idea del imaginario es que si una persona no tiene a dónde ir debe estar metido en una institución psiquiátrica. Cuando yo empecé aquí ese era el común denominador, venían con sus cosas, sus maletas y me decían yo ya no lo puedo tener. Como este es el Larco Herrera acá se los dejo para que ustedes lo vean. Todo el tiempo pasaba eso. Venía la policía, los bomberos y nos traían a una persona… Aunque el número de abandonos ha disminuido”, dice Luis Vílchez.

Es difícil encontrar a los familiares de los pacientes abandonados. En sus momentos de lucidez es que podemos obtener datos a través del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC) y ubicar a los parientes que en muchos casos o tienen realidades de estilo de vida muy buena o muchos problemas económicos o pertenecen a familias disfuncionales, asegura Paula Montalvo La Madrid, Jefa del Departamento de Servicio Social del Hospital Hipólito Unanue.

TIEMPO DE CAMBIAR 

Si bien el Estado debe de proveer de asistencia a personas con problemas de salud mental, existen pocos espacios públicos para brindar estos servicios. El Larco Herrera fue la única institución que brindó salud mental por 60 años. Antes de esta institución había un llamado manicomio en el  Cercado que quedaba en Barrios Altos que se creó en 1859. Recién en 1918 se fundó este nosocomio y se cerró el anterior. Durante 60 años fue el único hasta la creación de Emilio Valdizan.

El Estado debe brinda asistencia de salud mental, pero esto no se ha dado de manera efectiva. Históricamente siempre se le ha dado la espalda a los problemas de salud y específicamente a los de salud mental, aunque ahora está mejorando, de acuerdo con expertos consultados por esta web. Desde el 2002, ha estado emitiendo tibias normativa para conocer la situación de la salud mental y desde el 2012 tenemos la ley 29889 que da pautas generales sobre cómo debe ser la atención en la salud mental. Desde ese momento, se han hecho algunas intervenciones interesantes como la creación de centro de salud mental comunitarios, los albergues protegidos, la integración del aérea de salud mental en los centros educativos, entre otros.