La situación actual del tráfico ilegal de animales silvestres en el Perú

PandemiaSociedad

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Según datos del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre, hasta julio de este año, registró 824 especímenes en la comercialización ilegal.

Escribe: Ernesto Astonitas

La entidad adscrita del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), el El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), ha registrado datos preocupantes en la búsqueda de combatir el tráfico de animales silvestres. Según datos, hasta el mes de julio el Serfor decomiso 824 especímenes de fauna silvestre, entre vivos y muertos (piezas o partes) procedentes de 141 intervenciones o hallazgos.

Un dato no menor, es que el año pasado se confiscó 2,824 animales silvestres vivos en todo el Perú. De ellos, 1,558 se decomisaron en Lima, resultado que preocupó al Serfor en la búsqueda del cuidado animal. Según la Ley N° 29763, Ley Forestal y de Fauna Silvestre, “está prohibido adquirir, comercializar, exportar y/o poseer recursos de fauna silvestre extraídos sin autorización o que provengan de centros no autorizados”.

Por otro lado, según el Wildlife Conservation Society (WCS), un total de 954 individuos vivos (aves, mamíferos, reptiles y anfibios) fueron reportados en noticias sobre decomisos de fauna silvestre, posiblemente destinados a mercados de mascotas. El estudio, se realizó en los países de Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia.

A nivel nacional, el WCS afirma que, en mayo, cerca de 200 vicuñas (Vicugna vicugna), fueron despojadas de sus pieles a manos de cazadores furtivos en Ayacucho, Perú, quienes aprovecharon la ausencia de vigilancia debido al estado de emergencia por la pandemia. El Serfor, afirma que la región de Ancash registra el mayor número de reporte de animales silvestres muertos. La cifra es de 382 ejemplares de guanay muertos.

Ante este panorama, La WCS y la World Wide Fund (WWF), mantienen una alianza de acción regional impulsada por la Unión Europea. El objetivo, es mantener una investigación precisa para combatir el tráfico de fauna silvestre y madera, a través del compromiso de la sociedad civil. Además, buscan cooperación con las autoridades de la región Andes – Amazonía, conformada por Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y zonas de tri-frontera con Brasil.

Por su parte, el Serfor también mantiene la Estrategia Nacional para Reducir el Tráfico Ilegal de Fauna Silvestre en el Perú, período 2017-2027 y su Plan de Acción 2017-2022. La finalidad es educar, sensibilizar y difundir información a la ciudadanía sobre el tráfico ilegal de fauna silvestre. Incluso, lidera la campaña “Si compras, eres cómplice”, que busca reducir la demanda de animales silvestres en los sistemas ilegales.


Reporte de Wildlife Conservation Society sobre el panorama de tráfico ilegal en la amazonía ( Fuente: WCS)