Si eres mujer, pagas más

FeminismoPublicidad

Foto: pexels
Escribe: Hilda Chan Del Aguila
Follow @PS_UPC

Vas al supermercado, caminas con tu lista y vas incluyendo en el carro diversos tipos de carnes, vegetales, snacks y embutidos. Antes de pagar, decides ir a la sección de Limpieza e Higiene. Al escoger una rasuradora o desodorante, te percatas de una amarga noticia para tu bolsillo: Aquel artículo (cuya única diferencia es el color rosa de su envoltorio) cuesta más que el precio que pagaría tu novio por el mismo producto en su versión masculina.
¿Qué acaba de pasar? Has sido víctima de la tasa rosa. 

Una lucha internacional

Puede que recién te hayas dado cuenta de esta diferencia, pero su investigación se remonta desde hace muchos años atrás en Europa. En el año 2015, la asociación francesa Georgette Sand ya se encontraba denunciando diversos casos del ‘impuesto de género’ por redes sociales, animando a la población a usar el hashtag #womantask (0 #tasarosa) en Twitter. Esta iniciativa buscaría que los ciudadanos documentaran con fotos la diferencia de precios en sus supermercados locales. Por si esto fuera poco, lograron conseguir 50.000 firmas para que la polémica fuera investigada por la Asamblea Francesa.

Por otro lado, en el año 2018, el gobierno español planteó la eliminación de su ‘tasa tampón’, debido a la polémica de su IVA (Impuesto sobre el valor añadido): Los productos de higiene femenina se vendían con el 10% de su IVA, al contrario de los productos de primera necesidad masculinos que solo contaban con el 4% de este. Después de meses de lucha e investigación, este impuesto logró ser abolido en octubre de mismo año.

Aun con todo ello, hay personas que todavía no se percatan del asunto. Realizamos una encuesta en Instagram y nos encontramos que un poco más de la mitad de los participantes se habían dado cuenta de esta diferencia.

Además, después de haber lanzado esta publicación, los usuarios comenzaron a manifestar su disgusto al preguntarle cómo se sentían al respecto.

Cabe resaltar que casi todos comentarios enfurecidos provenían de mujeres que se sentían estafadas por tener que pagar adicional frente a productos que eran lo mismo en esencia. ¿Qué es lo que está pasando?

La tasa rosa en Perú

Sin embargo, ¿Qué está pasando en nuestro país? Víctor Caballero, periodista de útero.pe, habla sobre la carencia de investigación sobre este impuesto en nuestro mercado. Si bien no existe una ley específica como la que se debate en España, si hay una notoria diferencia de precios sobre los productos establecidos para cada género. El periodista comparte en su artículo #TasaRosaEnElPerú fotos de un supermercado local.

 

Crédito de foto: http://mqt.pe/ – Víctor Caballero

Crédito de foto: http://mqt.pe/ – Víctor Caballero

Hugo Ñopo, investigador peruano de GRADE, explico a MQT.COM la razón por la que en ciertos casos los productos femeninos cuestan más: “El punto es que la disposición a pagar por ciertos productos difiere entre hombres y mujeres. Luego, la manera en que hombres y mujeres reaccionan frente a cambios en los precios, elasticidad de la demanda, también difiere entre hombres y mujeres. Son diferencias de género, sí, pero es algo más completo que simplemente la maldad de un fabricante o un vendedor. Hay fuerzas de mercado operando”.
Es verdad, los hombres no reaccionan igual que las mujeres al estar frente a las compras; pero, ¿Este argumento basta para justificarlo?

El estereotipo

El Departamento de Asuntos del Consumidor de Nueva York (DCA) publicó el estudio “De Cradle a Cane: El costo de ser una consumidora femenina”, en el que señalan que el impuesto de la tasa rosa es aprovechado por los estereotipos sociales: Las niñas usan rosado, los niños van de azul. “(Creen que) pagaremos más por un mismo producto, solo porque ponga ‘para mujeres’. O sea, de color rosa. Sin ningún otro valor, ni extra, ni atributo”, confirmó Gemma Cernuda, fundadora de Ellas Deciden, agencia de comunicación española para el diario El País.
Sin embargo, otros apuntan que más que un acto de sexismo, es una estrategia de marketing, como lo señala el siguiente video:

Intenta hacer el experimento y ve al supermercado: ¿Qué otros productos tienen un precio diferenciado solo por su color?