Las guerras del streaming: ¿Los nuevos competidores amenazan la hegemonía de Netflix?

Periodismo

Apple TV+ se suma a la larga lista de nuevos servicios de televisión por internet


Estrenada en enero y protagonizada por Asa Butterfield y Gillian Anderson, Sex Education se convirtió en la primera serie favorita del año gozando de gran popularidad y siendo alabada por la crítica especializada. Fuente: Netflix.

Redacción: Julio Pachecho  

El último 25 de marzo Apple presentó su nuevo servicio de televisión por internet Apple TV+. Sumando a grandes fichajes como la actriz Reese Witherspoon, el director Steven Spielberg o la presentadora Oprah Winfrey para producciones originales, la compañía de la manzana entra con fuerza al mercado del streaming. Este se ha tornado cada vez más competitivo debido a que las grandes casas televisivas han empezado a incorporarse a este lucrativo negocio del que Netflix parecía tener el monopolio.  

Con 139 millones de suscriptores y valorada en 151.8 billones de dólares por Thomson Reuters, siendo solo superada por Disney, Netflix es la segunda compañía televisiva más valiosa. El año pasado sumó 15 nominaciones al Oscar y se incorporó a la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos. Nada mal para una compañía que empezó como un servicio de alquiler de discos. Sin embargo, ese crecimiento desmesurado podría verse afectado a partir del próximo año, cuando Disney y Fox retiren todos sus contenidos de la plataforma para colocarlos en Disney+, el servicio de streaming de la casa de Mickey Mouse.

De esta forma, Netflix perderá varios títulos importantes de su catálogo como las películas de la saga Star Wars y las series creadas por Ryan Murphy. Pero esa no es la menor de sus preocupaciones. Además del próximo ingreso de Apple al mercado, HBO prepara una precuela del fenómeno televisivo Game of Thrones que estará disponible en su plataforma HBO Go, a la que se está dedicando a potenciar. Amazon, por su parte, ha comprado los derechos para una superproducción televisiva de El Señor de los Anillos. Y la aclamada serie The Handmaid’s Tale, ha sido renovada para una nueva temporada en el también servicio de streaming Hulu.

No es claro que tanto le ha afectado a Netflix la proliferación de competidores, dado que la compañía es muy hermética con respecto a la información que comparte. Su estrategia se ha basado en aumentar la producción de contenidos originales de gran calidad para volver imprescindible su servicio. La recientemente estrenada Sex Education y las nuevas temporadas de The Crown, Stranger Things y La casa de papel son sus apuestas para este año. A pesar de que la situación de Netflix parece complicada, César Pita, especialista en Historia del Cine, duda de que todos estos competidores representen una amenaza real para el liderazgo de Netflix. «No basta con llenarse de nombres para competir a ese nivel [el de Netflix]. Mira lo que sucedió con Youtube Premium, que no ha logrado obtener la cantidad de suscriptores necesaria para ser rentable. Y estamos hablando de Youtube. Otras plataformas no son tan conocidas a nivel mundial y tienen un acceso más limitado. El gran acierto de Netflix es que ha diversificado la producción a tal punto que invade mercados con producciones en el idioma original de ese mercado. Entonces la oferta es muy variada en términos de estética, temática, idioma, etc.», explica. Pita está convencido de que, siempre y cuando Netflix mantenga un nivel de producción como el que tiene, no debería asustarse por la competencia. «La influencia de Netflix es mayor porque ha logrado redefenir el producto audiovisual y la forma en que se consume y valora», agrega.