Maskné: Cómo tratar el acné originado por las mascarillas

MascarillaSalud
Fuente: Freepik

                          El acné originado por el uso prolongado de los tapabocas (Fuente: Freepik)

El tapaboca se ha convertido en un accesorio esencial a la hora de salir a la calle. Dado que este es un elemento que ayuda a prevenir que las personas contraigan y propaguen la COVID-19. Sin embargo, permanecer muchas horas con ella puesta puede provocar la aparición de granos.

Escribe: Andrea Zavaleta

El Maskné es el término que se emplea para especificar las lesiones de acné ligadas al uso diario y prolongado de la mascarilla. Esta afección cutánea se produce cuando los folículos pilosos se saturan de grasa y de células muertas de la piel. Estos suelen presentarse en la zona del rostro, y alrededor de la boca y mentón.

Según la dermatóloga Katherine Obregón, llevar el tapabocas habitualmente intensifica la humedad del cutis, por lo que provoca un aumento de la producción sebácea. Al ocurrir esto, se genera una alteración en la tez que causa una infección dérmica bacteriana. Por ello, recomienda usar la mascarilla no más de 4 horas seguidas, la idea es que uno pueda descansar de esta después del tiempo mencionado. Igualmente, sugiere que antes de retirarla del rostro, uno deba lavarse bien las manos.

Además, la especialista médica en pieles comenta que la limpieza de las mascarillas también es importante. “Es recomendable cambiarlas a menudo y lavarlas después de cada uso si son reutilizables. También es sugerible colocar el tapaboca lo más ajustado posible para eludir su movimiento”, señala Katherine.

En relación al tratamiento de esta problemática, la doctora aconseja que la persona debe limpiar la piel diariamente con un higienizador específico para el acné, en este caso un serum dermatológico. “El limpiador permite purificar los poros en profundidad y eliminar el exceso de sebo. Asimismo, hidrata el cutis dejándolo con una sensación fresca, suave y confortable. De igual manera, es importante emplear hidratantes reguladores en la rutina diaria para controlar la secreción de grasa”, indica la dermatóloga.

Una vez que el individuo aplique estas medidas, la piel tendrá una mejor luminosidad y estará menos inflamada. Sin embargo, si el caso es severo es sugerible acudir a un dermatólogo para que le brinde un procedimiento médico. Puesto que, podría necesitar un proceso sistémico vía oral con pastillas y productos específicos que contienen componentes más fuertes que los limpiadores.

Deja un comentario