Moda vs mundo: un solo vencedor

EcologíaEmpresas emergentes

La moda va cambiando de manera acelerada, pero ¿que implica este cambio? Conoce todo lo que existe detrás de este aceleramiento.

Foto: Freepik
Escribe: Domitila Meza
Follow @PS_UPC

Vivimos en una sociedad que diariamente consume y consume ¿comida? ¿ropa? ¿artefactos? ¡todo! Parece una competencia por quién compra más. En esta ocasión se trata específicamente de las compras excesivas de diversas prendas de ropa ¿cuentas prendas que solo utilizaste una vez tienes en tu armario? Probablemente sea más una. A partir de la producción y la compra de estos productos estamos generando un impacto negativo en el mundo.

FAST FASHION

¿Alguna vez escuchaste sobre esto? La revista mercado diseño define el fast fashion como “moda producida en masa para un público masivo. Se conoce así a la producción en serie y de bajo costo a prendas que cuentan con las últimas tendencias, las cuales son parte de una moda pasajera, que solo dura una temporada y luego pierde su valor. Angela Itozu Sakihara, ingeniera textil, comento a Punto Seguido como se ha ido generando un cambio en la mentalidad de las personas al momento de realizar la compra de una prenda “Antes uno buscaba comprar prendas de mejor calidad, con un diseño básico, que te dure y te sea útil, pero ese pensamiento se ha transformado. Actualmente la moda cambia tan rápido que una prenda puede tener una durabilidad de un mes. Este cambio, fugaz, de ropa genera altos niveles de contaminación”, comentó.

Pero ¿Por qué agarro tanto fuerza el fast fashion en estos últimos años? Permitía tener ropa bonita, “a la moda” y a un precio muy accesible. Ropa que normalmente sólo podía tener un determinado sector de la sociedad, ahora está al alcance de todos, pero ¿a qué costo? Una de las causas de estos precios bajos son los sueldos mínimos que cobran las encargadas de confeccionar la ropa. Zara y h&m son dos empresas que cuentan con este tipo de sistema.

A continuación un video que podra explicar un poco más a detalle el tema:

¿Y EL MEDIO AMBIENTE?

Además, la industria textil está generando un impacto negativo en el medio ambiente. Expertos definieron la industria fast fashion como “emergencia medioambiental”, ya que se encuentra causando efectos negativos en el entorno y en la salud. Esto se dio en el evento Fashion and the Sustainable Development Goals: What Role for the UN? de la ONU. En Perú se realizó la I Feria de Concientización Ambiental, la cual fue organizada por la Universidad de Piura y se habla sobre la segunda industria más contaminante del mundo: la textil. Patricia Gallo, profesora encargada de esta conferencia, indicó que en la actualidad los consumidores compran más ropa que en el 2000 y que cada producto se conserva la mitad del tiempo que entonces.

Punto Seguido se contactó con Fernanda Vásquez Dávila, ingeniería ambiental, quien explicó detalladamente cuáles eran los impactos que podría ocasionar el “fast fashion” en el medio ambiente. “Hablar de la industria textil es referirnos a todos los procesos que conlleva a la fabricación de una prenda. Desde la selección del material, el proceso de confección, el transporte y distribución de los productos, la compra, utilización y finalmente su desecho. Dichos procesos generan desechos tanto en la atmósfera, suelo y en el agua”, comentó.

EXCESO DE AGUA

Una de las características más llamativas de esta industria es el uso de altas cantidades de agua para la fabricación de cada una de esas prendas, el cual varía según el material a emplear. Los materiales sintéticos son los que mayor agua y energía requieren. Por ejemplo, para fabricar unos jeans se necesita un mínimo de 3,781 litros de agua y para producir un kilo de algodón se necesitan más de 10,000 litros de agua.

INSUMOS TÓXICOS

Váquez comenta que durante el proceso de fabricación de cualquier prenda – procesos de decoloración, lavado, teñido, secado, entre otros – se encuentran diversos contaminantes, como cloruro de sodio y sulfato de sodio, metales pesados, sulfuros. Estos generan toxicidad sobre todo en el agua. Además, los procesos de fabricación generan una gran cantidad de desechos y sustancias nocivas para el entorno natural.

EL PLÁSTICO SIGUE PRESENTE

En la industria textil podemos encontrar la presencia de microplásticos en algunas prendas, las cuales eventualmente terminan en el mar. “A través de los excesivos efluentes industriales que terminan vertidos en el medio marino con químicos y colorantes no tratados, conllevan a un impacto directo tanto como al medio marino y todas sus especies, paralelamente a la salud de las personas”, afirmó la ingeniera.

¿CONTAMINACIÓN FINAL?

La contaminación no se queda en la producción de productos, ya que cuando la prenda es desechada y se descompone, emite un gas llamado metano (en los materiales no sintéticos), el cual es aún más contaminante que el CO2 y afecta de manera directa el medio ambiente.

Te presentamos algunos productos que te van a permitir generar un cambio en tu día a día:

Pero ¿qué podemos hacer para evitar ser parte de esta problemática? Podemos tratar de reciclar nuestra ropa o buscar tiendas alternativas que te puedan brindar productos de calidad y que se encuentren comprometidos con el medio ambiente. Punto Seguido se contactó con Mily Baca, fundadora de Alleviare, un emprendimiento que busca promover el cuidado por el medio ambiente ¿quieres saber más sobre esta nueva marca? ¡En el podcast de esta semana encontrarás toda la información que necesitas!