Movilización Efectiva

PeriodismoUPC

Escribe: Camila Calderón 

El pasado 21 de setiembre, los estudiantes de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) decidieron poner punto final a su medida de fuerza y entregaron el recinto estudiantil a las autoridades pertinentes. Como se recuerda el 5 días antes, como protesta ante una eventual culminación de un ‘by-pass’ en la intersección de las avenidas Universitaria y Venezuela, los alumnos decidieron tomar la universidad. A continuación, las claves del conflicto cerrado tras más de 10 años:

Antecedentes

El ex alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio comunicó la aprobación de la construcción de una oreja vial en diciembre del 2006. Cabe señalar, que la UNMSM se rige por un cogobierno, es decir, las decisiones son tomadas por los representantes estudiantiles y por el rectorado. Sin embargo, la decisión, al parecer, no fue consultada por los alumnos. En marzo del 2008, el exalcalde aprovechó la madrugada para derrumbar, sin previo aviso, el cerco perimétrico de la Decana de América, ocasionando la protesta de los estudiantes, así como la intervención del Instituto Nacional de Cultura, ya que se había destruido terreno perteneciente a una huaca afectando evidencias arqueológicas, por lo que se ordenó la paralización de la obra.

Posteriormente, durante el periodo de Susana Villarán, se indicó que no se seguiría con la construcción del bypass y que se repondría el cerco perimétrico destruido. Asimismo, se comunicó que se edificarían dos puentes peatonales para facilitar el acceso a los estudiantes, mientras negociaban una solución para el terreno ya demolido.

El 20 de agosto de este año, el actual Rector de la Universidad San Marcos, Orestes Cachay calificó de “muy bueno” el diálogo que mantuvo con el ahora alcalde Jorge Muñoz, con el fin de concluir la obra.

Ante la disconformidad de los sanmarquinos por una posible culminación del bypass, se decidió descartar el anillo vial y construir un óvalo debajo de la avenida Venezuela, el cual contemplaría menor cantidad de terreno. Sin embargo, los alumnos seguían en desacuerdo.

Toma de la Universidad

Frente a la toma de la universidad estatal, Cachay emitió un comunicado solicitando su devolución antes del mediodía y extendió el pedido de un diálogo a la comisión transitoria de la Federación Universitaria (FUSM).

En la cita, los representantes estudiantiles exigieron que no se ceda terreno para la obra y que se garantice un cerco perimétrico sin dañar el local. Además, reclamaron el bachillerato automático de los años 2016 y 2017 y la disminución de vacantes de la pre San Marcos.

Sin acuerdos

Una de las representantes de FUSM comentó que, a pesar de las declaraciones del rector en las que habla de un cogobierno, este no existe. Agregó que, ante su negativa a la construcción de la obra, el rector les pidió una alternativa, la cual, dijo, era imposible realizar “en dos semanas”, considerando todavía que ellos eran alumnos y que las autoridades se demoraron dos años en encontrar una alternativa junto con el apoyo de técnicos calificados.

Por su parte, Cachay indicó que el diálogo no es para descartar la obra, ya que esta respondería al problema de tráfico vehicular en la zona. Por ello, al culminar, los estudiantes criticaron que la reunión solo fue para informar, mas no para escucharlos.

Intervención

Sin embargo, ante la gran cobertura de los medios, el recordatorio a Jorge Muñoz sobre la carta que firmó el 28 de setiembre -en calidad de candidato a la alcaldía- en donde se comprometía a no construir el bypass ni ceder terreno universitario y la intervención de la exministra de Educación, Flor Pablo se acordó no continuar con la construcción de ninguna obra que afectara a la universidad.

Cronología (Linea de Tiempo)