¡No más jabones cosméticos!

EcologíaLimpieza
Jabón artesal pexels

En Punto Seguido sabemos lo importante que es tu piel y por ello te enseñamos a hacer tu propio jabón de manzanilla.

Escribe: Emma Vilches  

¿Te ha pasado que compras jabones que aseguran humectar tu piel, pero no lo sientes así? O tal vez algunos te dejan la piel irritada. Esto se debe a que la mayoría de estos productos que adquirimos en supermercados contienen químicos que pueden dañar nuestra piel. Por ejemplo, algunos tienen parabenos sintéticos que pueden hasta causar alergias dérmicas, rosácea, dermatitis y sequedad. Entonces, ¿qué podemos hacer?

Los jabones artesanales son una excelente respuesta en contra de los cosméticos. En primer lugar, la forma de su fabricación suele ser mucho más eco-amigable ya que no utilizan derivados del petróleo. En segundo lugar, existen para todo tipo de piel. Puedes encontrar estos productos para pieles sensibles, como el de manzanilla; o grasas, como el de carbón activados. Así que siempre habrá uno ideal para ti. Por último, previenen diferentes alergias.

Si hay un jabón que le va bien a todas las pieles es el de manzanilla. Esta mágica hierba la podemos encontrar en todos los mercados y ubicarla siguiendo su delicioso olor. Este maravilloso producto que nos regala la tierra data su uso desde la Antigua Grecia y su popularidad desde la Edad Media en la que era aprovechada por sus propiedades contra los problemas nerviosos. Incluso, ayuda a aumentar los niveles de serotonina y melatonina.

Ahora bien, ¿este producto que nos hace tanto bien por dentro nos ayudará por fuera? La respuesta es ¡Sí! No sólo puede aclarar tu cabello sino también mejorar la sensación de tu piel. Esta elimina las impurezas y tiene un efecto relajante y antinflamatorio. Si quieres comprobarlo en casa, te dejamos una forma en la que puedes hacer tu propio jabón de manzanilla fácil y rápido.