Pelota quieta: Incertidumbre en el balompié peruano

DeportesLIga 1

Foto: Andina.pe

La liga 1 está atravesando un momento crítico. Equipos y jugadores eligen las medidas necesarias para que  no se vea afectada la economía y la preparación física, ya que aún no existe un protocolo establecido para el regreso a los estadios.

Escribe: Víctor Muro

El deporte rey se ha visto severamente afectado por el Covid 19, y en nuestro país no ha sido la excepción. La Liga de futbol peruana forma parte de los tantos eventos suspendidos por medidas de seguridad sanitaria y que ha desnudado una crisis en las instituciones y clubes que participan. Económicamente los equipos no cuentan con ingresos que hasta hace poco se producían gracias al marketing de productos como camisetas, equipamientos del club o entradas a los estadios. Por el lado deportivo, los futbolistas se han visto obligados a abandonar las instalaciones y adaptar sus hogares para realizar ejercicios que les ayuden a mantener la forma física. Todo esto, claro,  de la mano con los asistentes y profesionales del rubro.

La información que el ministerio ha brindado hasta el momento no ha sido alentadora. Es más, ha aumentado la incertidumbre acerca del regreso de los campeonatos deportivos. Víctor Zamora, Ministro de Salud, se pronunció en una entrevista explicando que aún no se ha establecido un protocolo direccionado a los eventos deportivos y a las demás disciplinas. Por lo cual, sí se puede dar a conocer que los jugadores podrían regresar a los entrenamientos con medidas correctas de sanidad, pero sin precisar cuándo se reiniciará la liga o cuándo las personas podrán retornar a los estadios.

La bonanza económica ha sido apática para los tres equipos más representativos de Lima. Universitario de Deportes, Sporting Cristal y Alianza Lima supieron mantener una relación estrecha con sus jugadores hasta el mes de abril, pero han tenido diferentes destinos para el mes que está transcurriendo, dando a conocer de manera pública que Universitario es el más golpeado debido a la suspensión perfecta.

Por el lado deportivo, los clubes han optado por monitorear a sus jugadores por medio de plataformas online que puedan garantizar la retroalimentación. Cada jugador sigue una rutina de ejercicios analizada por sus respectivos comandos técnicos con el afán de que para el reinicio de las actividades se encuentren aptos y a nivel de competición.

Aún con la preparación deportiva adecuada y exigida por las instituciones deportivas existe una preocupación por parte de los jugadores, directivos y comando técnico  al saber que la profesión a la que dedican tiempo no tiene una fecha de retorno concreta  y que por lo acontecido el campeonato está prácticamente anulado. ¿Cómo se resolverá esta situación?

Si te gustó esta información, no dejes de leer “La caída del deporte rey” que se encuentra en la reciente edición de la revista Punto Seguido. En este reportaje te daremos a conocer la información sobre la situación de los clubes tanto de manera económica como deportiva.