¿Persecución política?

Política

Un testigo en el caso Madre Mía confesó que se retractó por US$ 4.500.

(Foto: Andina/Dante Zegarra)

 Redacción: Lorely Requejo


Un delito más que involucraría al ex mandatario. Jorge Ávila es el testigo que habría recibido US$4,500 para cambiar su versión sobre los hechos desarrollados en el caso Madre Mía. Estos sucesos comprometen al ex presidente de la República Ollanta Humala. El testigo informó que fue un sentimiento de temor el que lo impulsó a aceptar aquella suma de dinero.

Con el nombre de “Capitán Carlos” se conocía a Humala Tasso. En el año 1992, Ávila denunció que el ex jefe de Estado había desaparecido a su hermana llamada Natividad y a su cuñado Benigno Sulca. Al pasar un tiempo, la versión de estos hechos fue cambiada y esto funcionó para conseguir que, durante el 2009, la Corte Suprema archivara el caso: no habían pruebas precisas que demostraran la culpabilidad del ex presidente.

En declaraciones a la Unidad de Investigación del diario El Comercio, Jorge Ávila apuntó que “uno de los intermediarios ahí fue Amílcar (…) (Me pidió) que me retracte, que no le eche la culpa a Humala”. Amílcar Gómez Amasifuén es un suboficial EP en retiro, quien participó en el levantamiento de Locumba y es, además, amigo de Humala.

Entrega del dinero

Ávila expresó que el dinero no fue entregado de inmediato; sino por partes durante el transcurso del año 2006. Asimismo, en el año 2011, le pagaron montos de dinero para que evite alguna declaración que pudiese perjudicar al ex jefe de estado y, al mismo tiempo, pueda reabrir el caso. Jorge manifestó también al mencionado diario que Amílcar Amasifuén le había prometido estudios superiores para sus hijos. Por el contrario, estos nunca se realizaron.

Antecedentes:

En el año 1992, la base militar Madre Mía tenía el objetivo de identificar y capturar terroristas. Se ubicó en la provincia de Tocache, departamento de San Martín.

Jorge Ávila también denunció al ‘Capitán Carlos’ por secuestro y tortura. Fue confundido, al igual que su hermana y su cuñado, como integrante del grupo terrorista Sendero Luminoso.

En el año 2006 se abrió proceso en el Poder Judicial por delitos de homicidio calificado, desaparición forzada y lesiones graves. Sin embargo, en el año 2009 la Sala Penal Nacional decidió archivar el caso. Además, nunca se había iniciado el juicio oral.

En un principio, Ávila denunció al ‘Capitán Carlos’; sin embargo, retiró los cargos y la Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema ordenó la salida de Humala del proceso.

En el 2011 el caso fue abierto nuevamente y Humala Tasso manifestó que se trataba de una persecución política.