Peruano es reconocido a nivel internacional por la creación de un visor para personas con discapacidad auditiva

InternacionalTecnología

Leoncio Huamán Peredo desarrolló un visor que permite observar en texto lo que dice su interlocutor. La prestigiosa revista MIT Technology Review reconoció al joven peruano en la categoría de Innovador Humanitario del Año 2019.

Leoncio Huamán asegura que con su visor busca beneficiar a miles de personas con discapacidad auditiva. (Foto: Leoncio Huamán Peredo)

Escribe: Juan Diego Espinoza

Punto Seguido pudo conversar con el joven ingeniero electrónico y emprendedor peruano, Leoncio Huamán Peredo, quien fue parte del grupo galardonado de “Innovadores menores de 35 años” por la prestigiosa revista MIT Technology Review, propiedad del Instituto Tecnológico de Massachusetts, que también lo reconoció de manera individual como el “Innovador Humanitario del Año 2019”. El premio reconoce su aporte en temas humanitarios donde la tecnología es usada para solucionar problemas causados por la discapacidad.

Vision D: El milagroso dispositivo que puede ayudar a miles de personas con discapacidad

Leoncio señala que el verdadero motivo por el cual comenzó con la creación de este dispositivo es por una situación curiosa que sufrió con algunos de sus compañeros en su etapa universitaria. “Yo he estudiado ingeniería electrónica y a nosotros nos enseñaron a crear soluciones mediante tecnología. Una de las buenas formas de crear soluciones que vi, dentro de mi carrera, es crear soluciones médicas a través de chips o programaciones. Lo que me motivó a crear este prototipo fue lo que me pasó con mis compañeros en los talleres. Yo llevé clases con compañeros que presentaban discapacidad auditiva y la comunicación con ellos era muy limitada: los chicos podían programar muy chévere, pero al momento de conversar con ellos tenía que usar el celular para poder escribir en la pantalla un mensaje de texto, para que me entendieran. Es ahí donde yo empecé a indagar una solución de comunicación para este tipo de personas”, indica.

Visión D es el primer prototipo que desarrolló como uno de los productos principales de la empresa Vision D Technology, que fundó años atrás. Leoncio comenta que este visor tiene un formato multilenguaje que puede personalizarse según el gusto del usuario. Asimismo, explica de forma sencilla cómo funciona el visor que diseñó. “Se recibe la señal del texto, se tiene dos procesadores que, mediante inteligencia artificial, procesan el texto y, una vez procesado, se proyecta mediante un sistema óptico, que no es más que ponerte un pequeño vidrio transparente para que tu línea de visión con el usuario con quien te estás comunicando no se bloquee. La persona habla, el sistema reconoce la voz, y se va filtrando con un delay de 0.2 segundos para que pueda aparecer el texto en la pantalla con subtítulos: de esa forma lo puede interpretar la persona discapacitada”, precisa.

De izquierda a derecha: El dispositivo Vision D, unos lentes, cables y circuitos que conectan el prototipo. (Foto: Leoncio Huamán Peredo)

El precio de la felicidad

El joven ingeniero prefiere no indicar precios en específico, ya que el prototipo para él todavía no está culminado a la perfección, aunque sí hace una comparación con otros productos similares del mercado. “No diría un monto porque aún no está acabado como yo quisiera, pero haría una comparación con las soluciones que actualmente hay. Tenemos el Implante coclear, que te cuesta entre 10 mil a 20 mil dólares. Tenemos los audífonos médicos, que podrían costarte desde 500 dólares. Entonces, desde un punto de vista económico, estas soluciones son mucho más caras que mi producto. El visor no llega ni al 10% del pago por el implante coclear y ni al 50% del audífono médico, entonces se entiende cuál es la brecha económica”, explica Leoncio.

Imaginación y determinación

Las ganas de apoyar a las personas discapacitadas hicieron que Leoncio esperara pacientemente hasta poder tener acceso a la tecnología necesaria para poner en práctica su dispositivo. “El visor fue una idea propia que comencé a realizar en mi etapa universitaria, en el año 2015. Yo creé la solución, pero en ese año todavía la tecnología no estaba tan avanzada, así que mi proyecto personal estuvo en stand-by. Para el 2018, se dio el boom de inteligencia artificial y de computación en la nube. Por ello, ingresé a IBM, donde trabajo ahora, a un programa de estudiantes, donde aprendí mucho más de Watson (un tipo de inteligencia artificial). Y ese mismo año pude hacer las pruebas en personas. Para fines del 2018, ya el prototipo funcional estaba hecho. El 2019 fue un año de ideación, de todo el plan de negocios. El 2020 hubo la premiación del MIT, y a partir de ello fueron estrategias para captar inversionistas para este proyecto”, manifiesta.

Huamán fue escogido Innovador Humanitario del Año 2019 por el MIT. (Foto: Leoncio Huamán Peredo)

El Innovador Humanitario del Año

Si le hubieran dicho a Leoncio que alguna vez viajaría a México para ser reconocido por una de las revistas de tecnología más importantes del mundo, nunca se lo hubiera creído. Además del premio colectivo, la misma revista destacó su dispositivo y lo catalogó a él entre todos los presentes como el Innovador Humanitario del Año 2019. “Todo fue muy rápido. Cuando fuimos a México los 35 latinoamericanos sabíamos que habíamos ganado el premio de innovadores del año, pero dentro de ese concurso premian a 5 ideas que han resaltado. Entonces ahí salió mi proyecto en la categoría Humanitario, no lo podía crear, fue buenísimo”, admite Leoncio Huamán.

Gracias a la distinción, recibió propuestas de diversas empresas nacionales y extranjeras. “Pude captar la atención de varias entidades que buscaban conocer más sobre mi dispositivo. En México tuve un acercamiento con dos empresas de inversionistas. Acá en Perú estuve trabajando fuertemente con Startup UPC, para temas de preparación y para poder estar en un concurso de inversiones, pero ya no a nivel nacional, sino internacional. También en Perú, tuve cercanía con diversas entidades privadas, estatales (como ministerios) y también en el sector educativo (como universidades)”, comentó el joven de 29 años.

Ellos son los 35 jóvenes latinoamericanos más innovadores del 2019 según el MIT. (Foto: Leoncio Huamán Peredo)