Por la ruta del Barroco Cusqueño

Cultura

Cusco, además de ser conocida para muchos como la “Ciudad Sagrada” de los Andes, la capital del gran Imperio de los Incas, guarda entre sus riquezas historia viva.

Empezando por la Plaza de Armas de Cusco, se encuentra la Compañía de Jesús, principal atractivo barroco de la ciudad. (Foto:Flickr)

Escribe: Paola M. Truyenque

Al hablar de Perú es inevitable no hablar de Cusco, una de las regiones donde se cosecha costumbres, donde se encuentra una de las siete maravillas del mundo, donde es inevitable hablar de historia y cultura. Está región es reconocida por el origen de una de las culturas milenarias más importantes del mundo.

Estos lugares que contemplan historia, podrán ser visitados a partir del 1 de julio de 2020. Esta medida se toma con la intención de reactivar el turismo en nuestro país, ya que durante el Estado de Emergencia los lugares turísticos, arqueológicos y similares se vieron afectados por la falta de visitantes.

La primera parada que contempla esta ruta está , localizado en la Plaza de Armas de la ciudad: El Templo de la Compañía de Jesús. Este santuario fue fundado en 1540, con la orden religiosa del mismo nombre, así como también fue la última orden religiosa en llegar a América.

El Templo de San Pedro Apóstol, es la segunda pausa, se encuentra en el distrito de Andahuaylillas, en la provincia de Quispicanchi, aproximadamente a 45 minutos desde la ciudad de Cusco. Cuenta con la tipología de los templos parroquiales del sur andino de nuestro país. Ubicado en la plaza central del distrito de Andahuaylillas, es una de las parroquias más visitadas por los turistas.

En el tercer punto se descubre el Templo de San Juan Bautista de Huaro, se sitúa en el distrito del mismo nombre (Huaro) dentro de la Provincia de Quispicanchi. Este santuario es uno de las más importantes edificaciones religiosas del conjunto de monumentos situados en la antigua Ruta de la Plaza. A este punto se llega en 50 minutos desde la Ciudad Imperial y se encuentra a 5 minutos del Templo de San Pedro Apóstol de Andahuaylillas.

Luego encontramos La Capilla de la Virgen Candelaria de Canincunca, ubicada en un abra que posibilita el paso entre Huaro y Urcos, dentro de la provincia de Quispicanchi. Tiene un cementerio continuo, justificado por el hecho de que nacen connotaciones sagradas. Para llegar a este punto toma 55 minutos desde la Plaza de Armas de Cusco.

Finalmente se sitúa el Templo de San Francisco de Asís de Marcapata, una de las capillas que conserva costumbres y ritos practicados por los ayllus que habitan actualmente en la zona. Este último punto de la ruta por Barroco Cusqueño se encuentra en una zona accidentada de la geografía en la Provincia de Quispicanchi. Con una distancia de 170 km desde el centro de la ciudad, es el último punto para realizar este tour Barroco en la región del Cusco.

En el trayecto que conduce a la selva de Puerto Maldonado, encontramos esta ruta del Barroco Cusqueño. Conformada por cinco templos principales, distribuidos en diferentes distritos y provincias de la región Cusco.