¿Por qué se agravó la crisis económica en Argentina? Un inestable futuro político influye en la economía del país

Internacional

La devaluación del peso aumentó en la última semana luego de las elecciones primarias.

Foto: rtve.es

 

Escribe: Valeria Chaves

 

El domingo 11 de  Agosto se celebraron en Argentina las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias, o abreviadas como las PASO.  El foco estaba puesto principalmente en el partido oficialista de Mauricio Macri, que se preparaba para la reelección, y la oposición kirchnerista que tiene a Christina Fernández como candidata a vicepresidenta. Resultó como vencedor imprevisto, con una gran diferencia del 15%, el partido de la oposición. El analista político Erick Kammerath señala que, a raíz de esto, la economía se convirtió en la preocupación número 1 de los argentinos, y con razón, ya que solo 24  horas después de las elecciones, “el dólar subió en más del 30%, lo cual significa que la depreciación del peso argentino. Ello provocó que las principales empresas argentinas perdieran más de US$18.144 millones en un día.”

¿Por qué se disparó el dólar?

Kammerath sugiere que, sobre todo, se teme que, de mantenerse los resultados, un posible retorno de la oposición se asemeje a los gobiernos pasados del kirchnerismo. “Estos factores provocaron pánico en los votantes argentinos y, por lo tanto, en el mercado en general, ya que significarían una discontinuidad política de la economía pro mercado, lo cual debilita aún más el perfil financiero del país”, señaló el especialista.

El peso antes de las elecciones primarias:

La economía argentina se encontraba en recesión desde el 2018, año en el que el peso no se devaluó en más del 50% desde enero. Por ello, el presidente Mauricio Macri anunció en junio del año pasado que necesitaban ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI), por lo que planteó reformas estructurales a la economía del país para evitar que la depreciación del peso continúe. Con ello logró que la moneda se mantenga estable con un 39.47% de devaluación lo cual se traducía en que 1 dólar norteamericano fluctuaba entre 40 a 45 pesos argentinos durante todo el 2018. Después de las elecciones primarias, la moneda llegó a 63 pesos.