Protesta en glamour

MúsicaUPC

Cada 28 de junio se celebra el día del orgullo LGBT alrededor del mundo (Foto: Pixabay).

Hablemos de Vogue y no, no me refiero a la revista estadounidense, sino a Vogue como baile y movimiento LGBTQ+. Seguro recuerdas la canción de Madonna y, si aún no sabes de que estoy hablando, intenta visualizar los bailes de Rupal: Drag Race. No es solo un baile, es una marcha y aquí te cuento su historia…

Escribe: Susana Silva Santisteban

“Come on, Vogue, let your body move to the music…” ¿Reconoces esta letra? El 20 de marzo de 1990 Madonna lanzó Vogue como el primer sencillo de su segunda banda sonora: I`m breathless que fue todo un éxito. La canción llegó al primer puesto en casi todas las listas del mundo y se convirtió en una de las más vendidas por la cantante. Lo más resaltante, sin embargo, fue el video clip. Si reconoces esta canción, definitivamente recuerdas el video y, si eres fan de la reina del pop, seguro también tienes en tu mente las presentaciones en vivo de esa canción. ¿Recuerdas como se bailaba?, pues eso es Vogue o, también conocido como Voguing. Pero, Madonna no lo creó.

Si bien existen diversas versiones de la creación de dicho baile, lo que es indiscutible son sus primeros pasos en los salones de Harlem, Nueva York. En este barrio fue concebido por las comunidades queer afroamericanas y latinas quienes, a través del baile, batallaban para llevar prestigio a sus casas. ¿Casas? Sí, los salones dónde se practicaba ese estilo fueron nombrados así, porque suponían un hogar para todos aquellos marginados por la sociedad debido a su género, sexualidad o raza. Además, contaban con un padre y una madre quienes se encargaban de brindar estos espacios seguros no solo para el baile y, quienes bautizaban sus casas con nombres de famosos diseñadores de moda del mundo.

Foto: @unravelpodcast

Foto: @unravelpodcast

Como dije, la chica material no lo creó: lo popularizó, pero hizo un gran trabajo con la letra de esa canción: ¨Strike a pose, Vogue …¨ La revista de moda Vogue, al día de hoy, es la más influyente a nivel mundial y, desde sus inicios en 1892 implicó un antes y después en la sociedad. Cuando hablo de Vogue como baile es inevitable pensar en dicha revista y, no está mal relacionarlos, pues comparten más que el nombre. El Voguing se caracteriza, al igual que las modelos, por poses, poses y más poses. En realidad, la idea de este baile surgió por imitar las famosas poses de la revista con posturas angulares y lineales al ritmo de la música House. Los bailarines de este estilo siempre adoptaban un personaje, pero este no solo era para sentirse libres, sino que, a su vez, suponía una manera divertida de mostrar su desacuerdo con los ideales de belleza de la sociedad. Una manera de parodiar la perfección femenina blanca.

Con el pasar de los años el Voguing, al igual que otros tipos de baile, se transformó. Al día de hoy existen diversos estilos, como el clásico, el moderno o el que seguro conoces por sus giros y caídas: el Vogue Femme. Sin embargo, aunque se ha vuelto más acrobático, este baile no ha perdido su esencia que es la lucha desde el arte ante una sociedad que no acepta a todos por igual. El Vogue no es solo un baile: es un movimiento activista. Ser parte de dicha comunidad no es solo danzar sino entender el por qué se danza.

Es Junio: es el mes del orgullo y, con todos los casos de racismo revelados en los últimos días, no hay mejor manera de protestar y de hacer frente a los estereotipos que con un buen baile lleno de glamuor, asi como lo hicieron hace dos semanas en las calles de Nueva York. Desempolva ese playlist ochentero y deja que tu cuerpo se mueva con la música: vive el Vogue.