Protestas en los Estados Unidos: ¿sin miedo al nuevo virus?

CoronavirusInternacional

A pesar de que, la cantidad de contagiados en su territorio supere al millón de personas y se considere el nuevo foco infeccioso, algunos habitantes se encuentran en desacuerdo con las medidas tomadas.

Escribe: Silvia Rafael 

La cuarentena en los Estados Unidos inició en California el 19 de marzo y luego la medida fue adoptada por otros 41 estados, mientras que los otros 9 no tienen la orden de quedarse en casa, entre los que destacan Massachussets, Oklahoma, Nebraska, entre otros. Esto es debido a que, cada Estado es independiente de tomar decisiones en su región cumpliendo con la constitución y estipulaciones del presidente en turno.

Donald Trump había negado continuamente decretar cuarentena por miedo a una recesión económica. No obstante, con el aumento de casos en su territorio no quedó otra opción que aplicar esta medida. Claro, intentó mantener Nueva York en funcionamiento, siendo uno de los Estados con mayores ingresos económicos en el país a pesar de que, para el 28 de marzo, ya tenían 52,000 casos en su territorio.

Casos en Estados Unidos

Sin embargo, no todas las personas están satisfechas con el aislamiento social obligatorio. Manifestantes se han revelado contra todo requerimiento de seguridad para prevenir el covid-19 y han tomado las calles asegurando que aplicar cuarentena es una “reacción exagerada”. Muchos de los protestantes no creen en la gravedad del virus y salen en grupos sin si quiera, hacer uso de la mascarilla.

La doctora Beborah Birz, coordinadora del grupo de trabajo sobre coronavirus en la Casa Blanca declaró a Fox News Sunday que las escenas de manifestantes contra la cuarentena reunidos sin mascaras eran “devastadoramente preocupantes”. Los comentarios de Birz parecían alejarse de las publicaciones en Twitter hechas por Donald Trump apoyando las marchas y exigiendo la liberación de la población.

Más de una docena de manifestantes en los siguientes Estados han tomado las calles: Michigan, Ohio, Carolina del Norte, Minnesota, Utah, Virginia, Kentucky, Wisconsin, Oregón, Maryland, Idaho, Texas, Arizona, Colorado, Montana, Washington, Nuevo Hampshire, Pensilvania, entre otros.

No obstante, estas protestas no solo se han quedado en palabras y pancartas. Algunos manifestantes portan armas de fuego consigo afirmando que luchan por las libertades civiles. No es sorpresa ya que, las organizaciones detrás de la elaboración de estas manifestaciones son grupos conservadores pro-Trump y pro-armas. Haciendo que, no solo sea una lucha por su libertad sino también, una campaña para el presidente de turno.

No se hizo mucho de esperar y en algunos Estados aparecieron personas usando esvásticas y utilizando la bandera confederada que remontan a los años de racismo y esclavitud en los Estados Unidos. Esto sucedió en Michigan el 4 de mayo y tan solo unos días antes Donald Trump había asegurado que esas “Son personas muy buenas, pero están enojados. Quieren recuperar sus vidas de nuevo. Véalos, hable con ellos, haga un trato.” Haciendo referencia al gobernador demócrata de ese Estado, el cual hizo completamente lo contrario y alargó la cuarentena.

Asimismo, las manifestaciones no solo se han visto presenciadas por personas de la extrema derecha, sino también por anti-vacunas, quienes aseguran que pueden decidir qué ciencia es correcta e incorrecta, y estar seguro sobre lo que es mejor para ellos y sus hijos.