¿Qué es el ‘Pillow Challenge’?

UPC

Crear un outfit con la almohada: el reto viral al que se unieron influencers de Perú y de todo el mundo. Empezó en Tik Tok y sigue en Instagram. (Foto: @vaniabludau)

Escribe: Raúl Villanueva 

Tik Tok e Instagram se han convertido en dos de las  plataformas más usadas durante esta época y las tendencias se basan en bailes, vídeos y challenge que invaden las cuentas de todo el mundo. A su vez, estas redes sociales se han vuelto un aliado en este 2020 atravesado por la pandemia del coronavirus COVID-19. Y los retos son la gran diversión del día a día. 

Este reto fue tendencia primero en Estados Unidos, pero gracias a una publicación con este look de la influencer española Dulceida fue que se volvió viral. Se trata del Pillow Challenge y consiste en hacerse un estilismo a partir de un solo cojín. Sí, el cojín XL se ha convertido en el complemento estrella de esta cuarta semana de la cuarentena. 

Para cumplir con el Pillow Challenge solo es necesario usar una almohada de tamaño grande, el cual se ata al cuerpo con un cinturón a modo que parezca un vestido. No hace falta llevar alguna prenda debajo y es que el outfit  se logra con solo estos dos elementos, aunque si le añades algunos cuantos accesorios al look, tendrás puntos extras. 

Pocas horas después que la influencer española Dulceida publicara este reto viral en su instagram, el hashtag #PillowChallenge, creció como espuma en dicha red social. Otras figuras internacionales que se se sumaron a la ola han sido la influencer Allegra Benini, y la brasileña Thassia Naves, optando por distintos tipos y fundas de almohadas acomodadas sobre sus siluetas con un cinturón a la altura de la cintura. 

Las figuras del medio local tampoco fueron omisas a este nuevo reto viral. Los influencers como Luciana Fuster, Vania Bludau, Mario Irivarren, entre otros, también se unieron a la fiebre del Pillow Challenge publicando esta tendencia en sus respectivas cuentas de instagram. 

 

Aunque diversos cibernautas han tomado este nuevo reto como algo cómico y divertido para pasar el tiempo durante la cuarentena, no han faltado aquellos que también piensan que esta idea no es ‘tan brillante’ como se pinta y que es más bien una pérdida de tiempo y nada productivo.