¿Quién es Gypsy Rose Blanchard? La mujer que conmocionó al mundo y hoy vuelve a ser noticia

Sociedad

La historia que inspiró a la serie The Act hoy presenta un nuevo capítulo.

Gypsy Rose Blanchard en uno de los diversos personajes que le gustaba caracterizar (Fotografía: ID)

 

Escribe: Nicole Alva Rossenouff 

Gypsy Rose Blanchard fue condenada a 10 años de prisión por un asesinato de segundo grado. La víctima fue su madre. O eso puede asumirse desde el punto en que uno decida analizar la historia.

La vida de Gypsy había sido una completa mentira. Desde niña, su madre Dee Dee Blanchard, le dijo a ella y a toda su familia que debido a un nacimiento prematuro ella tenía la capacidad mental de una niña de 7 años, sufría de diversas enfermedades y discapacidades como distrofia muscular, leucemia, asma, convulsiones, problemas de aprendizaje y diversos problemas más. Para todo ello, la sometió a tratamientos para cáncer, la hizo usar una silla de ruedas y tener diversas operaciones para enfermedades que no padecía.

Además de todo esto, Dee Dee, aprovechó el Huracán Katrina para mudarse, cambiar la edad de su hija y convertir a las dos en una especie de celebridad que supo anteponerse a los problemas, sacar adelante a su hija y desvivirse por ella. Esto hizo que la ONG Habitat for Humanity, les construyera una casa en el norte del país con una rampa para silla de ruedas y un Jacuzzi. Asimismo, la fundación Make- A- Wish las envió a múltiples viajes aWalt Disney Worldy les dio pases para el backstage del concierto de Miranda Lambert.

Gypsy y su madre en uno de sus viajes a Disney (Fotografía: ID)

Para muchos, Dee Dee era una madre sacrificada por su pobre hija enferma, lamentablemente nadie era consciente de la tortura que Gypsy vivía día a día. “Me sacaron las glándulas salivales porque mi madre dijo que había babeado. Tuve la colocación del tubo en mi barriga, tuve varias cirugías oculares en el ojo derecho e izquierdo”, agrega Gypsy. “Cirugías de oído, biopsia muscular para averiguar por qué mis piernas no funcionaron, una cirugía para no vomitar más. Creía que tenía todas estas enfermedades, excepto que sabía que podía caminar y sabía que podía comer.”, admitió en una entrevista.

Cuando Gypsy se dio cuenta que no tenía 14 como decía su madre sino, 19 años como lo indicaba su carnet médico, empezó a darse cuenta de la mentira en la que estaba viviendo. A raíz de eso, intentó hacer contacto con el mundo que había fuera de las paredes de su casa. Empero, tras un intento de escape, según contó Gypsy en una entrevista 20/20 en el 2018, esto hizo que su madre la encadenara a la cama, ponga campanas en las puertas de la casa y le advirtió a todo el mundo que ella estaba pasando por una fase y que le avisaran si intentaba hacer algo a sus espaldas.

En otra ocasión, Dee Dee rompió el teléfono y la computadora de su hija para que ella no pudiera tener contacto con nadie y menos aun citas por internet. Pero Gypsy, hacía uso de la computadora cuando su madre dormía y fue así como conoció a  Nicholas Godejohn.

 

Fotografía de Nicholas Godejohn tras su detención. (Fotografía: Handout)

Godejhon tenía trastornos de personalidad que hacían que Gypsy cree diversos personajes en la relación para que se ajusten a los gustos de su pareja. Incluso Gypsy aceptaba prácticas sadomasoquistas, que creía normales, para complacerlo. En una de sus múltiples conversaciones Nicholas le dijó a Gypsy que haría cualquier cosa por ella y fue así que planearon el asesinato de Dee Dee.

El cuerpo de Dee Dee fue encontrado por la policía cuatro días después, cuando la mujer yacía en su cama rodeada de sangre y con múltiples puñaladas que Nicholas le había propinado.

Gypsy creyó que nunca iba a ser arrestada sin embargo, fueron encontrada junto con su pareja en una casa de Wisconsin. En una entrevista afirmó que se sentía como en un cuenta de hadas en que ella era la princesa que había sido rescatada.

Godejohn está esperando a su juicio por asesinato de primer grado con una posible condena de cadena perpetua. Por otro lado, Gypsy tiene una condena de 10 años.

Tras su detención, se confirmó que Gypsy no sufría de ninguna enfermedad. En cambio, su madre sufría del Síndrome de Munchausen, la cual es una enfermedad poco conocida en que la persona que cuida al menor, normalmente la madre, inventa síntomas o los provoca para que parezca que el niño está enfermo. Debido a que este diagnóstico salió a la luz tras la muerte de Dee Dee no hay manera de poder confirmarlo.

 

Gypsy brindando una entrevista desde la carcel. (Fotografía: ABC)

La historia conmocionó a todo Estados Unidos y HBO decidió hacer un documental titulado Mommy Dead and Dearest. Un hombre, de quien no se conoce identidad, le escribió una carta tras el programa transmitido por HBO, así empezó una amistad y una relación que lleva ahora un año. Hace unos días, por un amigo de la familia se informó que Gypsy se había comprometido. Se sabe que la pareja quiere esperar hasta que ella cumpla su condena para poder casarse.