ReveladoFest: La Asociación de Fotoperiodistas del Perú presentó festival fotográfico

Periodismo

Redacción: Sebastian Pérez // Fotografías: cortesía de Gerardo Marin

El evento contó con expo-ferias, conferencias de invitados especiales y revisión de portafolios para el público asistente.

Conferencia y exposición del autor nacional Jaime Rázuri 

El 25 de agosto, la fría tarde del Centro de Lima fue testigo del arte fotográfico existente en los alrededores de la Plaza Bolognesi. Con 7 años de vida, la Asociación de Fotoperiodistas del Perú (AFPP) presentaba ante el público su primer festival fotográfico, ReveladoFest, que contó con la participación de jóvenes estudiantes y autores nacionales e internacionales de la talla de Julián Barón, Giancarlo Shibayama, Jaime Rázuri, Flor Ruiz, Franz Krajnik, entre otros.

‘’ReveladoFest nació con la idea del crecimiento de la AFPP, pues deseamos alquilar una casa para la asociación, que nunca la tuvo, y darle un movimiento cultural que haga sentir al asociado que su asociación sí existe. Es decir, deseamos que en esa casa se realicen más festivales como este y, de esa manera, crear identidad al asociado y apoyo de una institución que vele por ellos’’, comentó José Vidal, uno de los organizadores de ReveladoFest y miembro de la AFPP.

El objetivo que tuvo ReveladoFest fue, como lo mencionan sus organizadores, ‘’crear un espacio de discusión y difusión de proyectos fotográficos, enfocándonos en la importancia del ámbito formativo de los jóvenes fotógrafos. Por ello, estamos ofreciendo conferencias, revisión de portafolio y ayudando a fortalecer el intercambio y colaboración a través de la experiencia con autores nacionales e internacionales’’.

La exhibición dejó a muchos jóvenes y adultos complacidos con la participación de los autores nacionales del evento, entre ellos el fotógrafo Jaime Rázuri, quien exhibió su principal obra fotográfica sobre personas viviendo con VIH en Lima durante 1994 y 2007.

Sin duda alguna, ReveladoFest fue un espectáculo fotográfico no solamente para aquel amante de la fotografía, sino también para jóvenes aspirantes y el público en general que se dieron el tiempo de llegar y pasar un buen rato en el primer festival fotográfico soñado por los asociados de la AFPP.